Director de sección de Dengue en CDC habla sobre el zika

>Foto de archivo/EL VOCERO

Ante las copiosas lluvias que se han registrado en la Isla y que se estiman podrían extenderse hasta noviembre, el Departamento de Salud (DS) prevé que se registre un incremento paralelo en los contagios por dengue, lo que entienden podría dar paso a un nuevo brote del virus en la Isla.

La epidemióloga, Encijar Hassan Ríos, explicó a EL VOCERO que, a pesar de que el virus del dengue es endémico y que se registran casos a lo largo de todo el año, los contagios se recrudecen con la llegada de los meses de más lluvia -de mayo a noviembre-. Hasta el momento, registran un total de 461 casos confirmados.

“Lo registrado hasta el momento está muy por debajo de la mediana histórica, lo que significa que actualmente no hay un brote de dengue en la Isla. El aumento en los casos coincide con el aumento en las lluvias, por lo que se puede empezar a ver un aumento y hay que mantenerse vigilantes”, señaló Hassan.

Ayer, EL VOCERO publicó en su portada que representantes del sector médico se mantenían preocupados por el rápido aumento en contagios por dengue, en momentos en que se maneja la pandemia del coronavirus. San Juan, Trujillo Alto, Carolina, Canóvanas, Río Grande y Bayamón son los municipios con más casos confirmados y probables de dengue.

De la semana del 12 al 18 de agosto hasta el momento, los casos de dengue se han elevado en un 20%. Para esa fecha, el Informe Semanal de Enfermedades Arbovirales reportaba 367 casos confirmados de dengue, junto a otros 27 probables. De estos, 122 han requerido ser hospitalizados, mientras 11 habían sido descritos como casos severos.

“Según los datos del DS, cuando llegamos a la semana 38 hasta la 46 o 47, que son octubre y noviembre, los casos aumentan significativamente. Eso está probado por nuestros datos. Podríamos estar viendo un aumento y hay que evitar los criaderos de los mosquitos”, agregó la subsecretaria de Salud, Iris Cardona Gerena.

A esto se suma que, según Marianyoly Ortiz, directora asociada de la Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico, los mosquitos se han vuelto resistente a los insecticidas y que la cantidad de hembras por trampa se mantiene por encima del nivel aceptable, que es de tres mosquitos hembra por trampa semanalmente.

No obstante, Cardona afirmó que la Secretaría Auxiliar de Salud Ambiental del DS mantiene un programa de fumigación semanal a nivel de toda la Isla para evitar la propagación de las enfermedades arbovirales como el dengue, el chikungunya y el zika. “Me consta que el gobierno tiene un plan semanal, pero también le toca a cada ciudadano de estar pendiente de que no tiene criaderos a su alrededor”, agregó.

En cuanto a la capacidad del DS para atajar la situación mientras los esfuerzos se centran mayormente en controlar la pandemia, Cardona aseguró que la agencia está preparada y que la capacidad hospitalaria no se ha visto comprometida con los casos de Covid-19. Detalló, además, que la utilización de camas de intensivo en los hospitales se mantiene en un 56%. El límite para establecer un nivel crítico es de 80%.