Santa Isabel

Con la llegada de la temporada de lluvias y huracanes en las próximas semanas, el alcalde de Santa Isabel, Enrique Questell Alvarado, informó que parte del plan de mitigación es la limpieza de terrenos aledaños a urbanizaciones, carreteras principales y lugares con terrenos abiertos de gran dimensión para evitar que el material vegetativo pudiese provocar inundaciones, entre otras emergencias.

“Tenemos que reconocer el peligro que representa el material vegetativo, no solo en agravar o provocar inundaciones, sino también en la posibilidad de que afecte el tránsito por las vías públicas como sucedió en el huracán María. Además de mitigar alguna situación adversa con las lluvias, al limpiar estos terrenos también disminuimos el peligro de los fuegos forestales, así como eliminar un ambiente propicio para la procreación de sabandijas y plagas que luego llegan a las residencias”, mencionó Questell Alvarado.

Las brigadas encargadas de la limpieza de terrenos ya impactaron los terrenos aledaños a la urbanización Paseo del Mar 2, la carretera PR-153, la urbanización Portal de la Reina, Praderas del Sur y actualmente están trabajando en la carretera PR-1 en dirección del barrio Jauca hacia el sector Canta Sapo.

“Las instrucciones son trabajar los terrenos que representan algún riesgo para nuestros ciudadanos. Nos estamos centrando en mitigar situaciones que definitivamente agravarían la emergencia que ya enfrentamos hoy. Seguimos trabajando contra el Covid-19 y de igual manera, atendiendo las necesidades de los santaisabelinos”, sostuvo el alcalde.

Una vez terminen la carretera PR-1, trabajarán en el terreno aledaño a la pista atlética del barrio Velázquez. Se informó que el objetivo es impactar todos los terrenos de gran dimensión o que representen algún peligro.