Aníbal José Torres y Enid Monge

En la foto la aspirante popular a representante por acumulación Enid Monge y el senador del PPD, Aníbal José Torres. 

El senador del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal José Torres, señaló al director de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG), Luis Pérez Vargas, por incumplimiento del deber durante la investigación del chat de Telegram que desembocó la renuncia del exgobernador Ricardo Rosselló y de otros funcionarios del partido de gobierno. 

"Sin duda alguna se demuestra una vez más que la OEG incumple con el país y pretende dar otro toallazo a un miembro de esta administración que falló en su ejecución pública como lo ha hecho el Departamento de Justicia y la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei)", expresó Torres en una conferencia de prensa junto a la candidata a representante por acumulación por el PPD, Enid Monge. 

Torres y Monge cuestionaron el desconocimiento de Pérez Vargas sobre la Ley Orgánica de la Oficina de Ética Gubernamental, donde se desprende que tiene facultad para recurrir al Tribunal de Primera Instancia para obligar a los testigos a cumplir con cualquier orden o emplazamiento de la dependencia.

"Queremos emplazar nuevamente al director de la OEG a que le sea claro y responsivo al País o es que acaso desconoce su ley orgánica que crea la Oficina de Ética Gubernamental y el artículo 2.3 que le faculta  a solicitarle al Tribunal de Primera Instancia que obligue al cumplimiento de cualquier orden que emita esa oficina", expresó Torres. 

El nombre de los participantes del chat que se negaron a acudir a la OEG no fue revelado por la oficina de ética. "Las expresiones del director de la OEG de que contactaron a dos participantes y que ellos declinaron cooperar con la investigación por qué no activó ese artículo 2.3 que provee la ley habilitadora de la OEG y acudió al tribunal", expuso. 

El artículo 2.3 de la Ley Orgánica de la OEG faculta al director ejecutivo de la OEG a solicitar al Tribunal de Primera Instancia que obligue al cumplimiento de cualquier orden emitida por la oficina, incluyendo citaciones. También le da poder al jefe de la OEG para "citar, examinar, ordenar, requerir y obtener copia de todo documento o prueba relacionada con cualquier asunto que sea objeto de investigación o que esté en controversia ante la oficina". 

Torres señaló además que el Código Anticorrupción- avalado bajo la administración de Ricardo Rosselló- le concede poder al director de la OEG para dirigir un grupo anticorrupción y atender pesquisas, movida que no ha surgido hasta el momento. 

Luego del toallazo de la OEG a la pesquisa de Telegram, Pérez Vargas indicó que solicitaron cooperación al Departamento de Justicia sobre el char y que la misma no fue provista porque hay una investigación penal en curso. 

"Nuevamente, parece que la OEG y el Departamento de Justicia olvidan que existe la Ley 2 de 2018 que creó el Código Anticorrupción precisamente en la administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) y que dicha ley le otorga a él dirigir los esfuerzos de corrupción a través de un grupo interagencial", expresó Torres. 

A preguntas de EL VOCERO, el senador popular dijo que Pérez Vargas tiene poder para reabrir la investigación del chat de Telegram sin la necesidad de un nuevo referido. 

"Creo que está bueno de tanto toallazo"

Por su parte, Monge explicó que las alegaciones de Pérez Vargas de que no pudieron autenticar el chat de Telegram como parte de la investigación "no se dieron al vacío" porque hay otras pesquisas de corrupción que aguardan por acción de las agencias investigadoras y cuyos jefes responden al partido de gobierno. 

"Creo que está bueno de tirar tanto toallazo. Está bueno de dejar pasar y venir un viernes en la tarde para que la noticia se vaya y sigan burlándose de nuestro sistema. Son estas prácticas las que tienen al pueblo hastiado, harto y desanimado. Las instituciones no fueron hechas para este fin", expresó. 

Urgió a la OEG que responda cuál es su compromiso con la integridad del servicio público y las razones por las cuáles no acudieron al tribunal para obligar a Maldonado a comparecer a la citación. 

"Estamos hablando de un referido que obligó o motivó que el gobernadora de Puerto Rico renunciara y que aceptó y pidió perdón. Uno de los que está en el chat también aceptó que eso era correcto y los demás renunciaron. ¿Qué más pruebas pueden necesitar de que hubo un chat si la misma persona que salió del gobierno pidió perdón? Eso se nota a leguas que hubo algo negativo y con causa para que se investigue hasta las últimas consecuencias", expresó. 

Pérez Vargas fue confirmado a la OEG el pasado 19 de septiembre, y no lleva un año en la jefatura de esa agencia. Desde entonces, es muy poco lo que se conoce de las gestiones y pesquisas que pueden estar atendiendo. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.