educación
Eliezer Ramos, secretario interino del Departamento de Educación. >Brandon Cruz González / EL VOCERO

A poco más de una semana de que comience el verano educativo en el que los estudiantes repetirán las clases necesarias para pasar de grado y mitigar el rezago académico, el presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Representantes, Jesús Santa, expresó a EL VOCERO que quisiera discutir todas las partidas contenidas en el presupuesto propuesto para el Departamento de Educación.

Según se informó, el secretario interino del Departamento de Educación (DE), Eliezer Ramos Parés, estará deponiendo hoy ante la Legislatura. “Quisiera discutirlo todo. Cuando digo todo es —y consciente de que tenemos un secretario interino— todas las partidas del presupuesto. Esa es la agencia que operacionalmente más alto presupuesto tiene tanto en la combinación de fondos estatales como federales; o sea, el fondo general y fondos federales”, enfatizó Santa.

En la Asamblea Legislativa se han estado realizando vistas públicas conjuntas entre Cámara y Senado, para evaluar el presupuesto del año fiscal 2021-2022. La vista en la que se discutirá el presupuesto de Educación está pautada para comenzar a las 9:30 a.m. en el Salón de Audiencias 1.

El legislador añadió que interesan conocer cuánto se está asignando para el regreso a la escuela en agosto próximo, cuando el gobierno espera que las clases sean completamente presenciales, según había anticipado el secretario interino de Educación.

Otro aspecto que quiere conocer Santa es “¿cuál es la expectativa de la apertura de las escuelas en el verano? Quizás es una buena práctica o buen proceso para iniciar eventualmente una apertura total de las escuelas. Obviamente, los legisladores del suroeste tienen un issue bien grande con la construcción de las escuelas. Yo sé que está el dinero, pero llevamos ya año y medio perdido donde ni siquiera se habla de tener el diseño final para llevar a cabo esto y esa es una de las preguntas que quiero traer”.

Agregó que hay inquietud sobre los estudiantes del Programa de Educación Especial. “En fin, hay de todo un poco. Yo creo que siendo —a mi entender— la agencia más grande, pues tiene muchos temas. Estoy generalizando, quiero cubrirlo todo. Al final del día, la utilización del presupuesto afecta todo eso... la preparación de escuelas y todo ese tipo de cosas”, sostuvo.

Sobre si está sobre la mesa el aspecto del síndico para la administración de los fondos federales asignados a Educación —cuya empresa contratada es la firma Álvarez & Marsal— respondió que “no deja de ser un tema dentro de esto”.

Sobre este particular, el secretario Ramos Parés indicó la semana pasada en una mesa redonda con los medios, que desde que fue nombrado secretario interino comenzó conversaciones con el Departamento de Educación federal.

“A mi llegada hubo un compromiso de parte de ellos de poder atender las necesidades del Departamento y una de sus necesidades era que la operación no se viera afectada. Esta operación incluía el verano y lo que es el inicio del próximo curso escolar. Tengo que compartir con el País que realmente la respuesta del Departamento de Educación federal fue rápida, fue ágil, está abierta a flexibilizar procesos y requisitos para que nosotros podamos llevar los recursos a donde tienen que estar: a las salas de clase”, sostuvo.

Ramos Parés mencionó que personal relacionado al síndico estuvo en reuniones en Puerto Rico.

“Se han mostrado prestos a recomendar que en la medida en que se va madurando el asunto de la operación de ellos en Puerto Rico, se pueda flexibilizar lo que pueda ser el desembolso de los fondos para asegurar que los servicios, una vez más, se puedan dar”, subrayó el funcionario.

El Departamento de Educación federal concedió acceso la semana pasada al Departamento de Educación de Puerto Rico a $210 millones en fondos federales para el verano en las escuelas públicas.

Los fondos provienen de la partida asignada a las escuelas primarias y secundarias (Esser II, por sus siglas en inglés) de la ley de estímulo económico para el manejo de la pandemia de covid-19 aprobada este año.

En la carta enviada a Ramos Pares, los funcionarios del gobierno federal reafirman que el uso de estos fondos debe ser supervisado por la empresa Álvarez & Marsal.

El presupuesto total sometido por la Junta destina $10,112 millones al Fondo General, mientras que el presentado por el gobernador Pedro Pierluisi aumenta esa asignación a $10,345 millones; es decir, $233 millones adicionales. Sin embargo, ayer no se proveyó el presupuesto para Educación en el próximo año fiscal.