ama

El subdirector del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Josué Menéndez, admitió en una audiencia pública que cada mes sin operar el Tren Urbano pierde medio millón de dólares por concepto de tarifas que dejan de devengar, por lo que sostuvo es urgente se inicie las operaciones de este sistema y de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) lo antes posible.

La nueva orden ejecutiva dispone que comenzará a operar a partir del lunes. 

Durante los trabajos de la Comisión de Desarrollo de la Ciudad Capital y Asuntos de la Juventud, que evalúa el estatus de la transportación colectiva en Puerto Rico bajo la resolución de la Cámara 46, el representante y presidente de la Comisión, Eddie Charbonier Chinea, explicó que este sistema cuyo contrato de administración es de cuatro millones de dólares, se ha seguido pagando con la subvención federal que se otorga para ello.

Estos datos fueron vertidos ante el reclamo de las comunidades vulnerables en la zona metropolitana que se han visto afectados durante meses por el cierre de este servicio vital para realizar sus gestiones.

Menéndez indicó que la falta de ingresos de la Autoridad será subsanada por una asignación de 21 millones que es parte de los fondos ascendentes a 2.2 millones que recibió la Isla como parte del Cares Act Federal.

En el caso del Tren Urbano, las pérdidas serán subsanadas con fondos que tienen que solicitarse mediante un “grant”.

No obstante, el presidente de la Comisión criticó el hecho de que el Ejecutivo haya tardado meses en activar este sistema importante para las personas vulnerables, que no cuentan con transportación propia como estudiantes, envejecientes y personas con impedimentos.

A preguntas del representante Charbonier Laureano, el también presidente de la AMA, aseguró que durante las tres semanas en que estuvo en función el sistema, no se reportó casos de contagio de coronavirus y los protocolos de desinfección y distanciamiento fueron seguidos al pie de la letra, tanto por los empleados como por los usuarios, los cuales fueron calculados en tres mil diarios.

Explicó además que una vez se dé la orden, en un periodo de cinco a seis días se puede iniciar las operaciones, ya que deben hacerles las pruebas de Covid-19 a los empleados y realizar la limpieza y desinfección de rigor.

Sostuvo que los autobuses y vagones del Tren Urbano se encuentran listos, ya que en este periodo se le ha dado el mantenimiento correspondiente.