Secretario del Trabajo

El gobernador electo Pedro Pierluisi saluda al secretario del Trabajo, Carlos J. Rivera Santiago, quien continuará en su cargo. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El gobernador electo Pedro Pierluisi realizó ayer nuevas designaciones para los departamentos de Salud, Agricultura, Familia, Vivienda y la Administración de Vivienda Pública (AVP), enfatizando en que “no está escogiendo personas por su activismo político”, sino porque son puertorriqueños rectos, capaces y comprometidos con el desarrollo socioeconómico de la Isla. El abogado Carlos J. Rivera Santiago continuará como secretario del Departamento del Trabajo.

Desde el Antiguo Casino de Puerto Rico, en el Viejo San Juan, Pierluisi informó que designó al doctor Carlos Mellado López como secretario del Departamento de Salud (DS); a Ramón “Pirul” González Beiró como secretario del Departamento de Agricultura; y al abogado William Rodríguez Rodríguez como secretario del Departamento de Vivienda.

Además, nombró al licenciado Alejandro Salgado Colón a dirigir la AVP, y a la doctora Carmen Ana González Magaz a la secretaría del Departamento de la Familia.

“Reitero que he tomado este mandato de nuestro pueblo con un gran sentido de responsabilidad y las personas que estoy escogiendo así lo demuestran. Igual que las designaciones que hice ayer, hoy me acompañan puertorriqueños rectos, capaces y comprometidos con el desarrollo socioeconómico de nuestra isla”, expresó Pierluisi.

Al igual que el miércoles pasado, el gobernador electo fue presentando poco a poco a los nominados basándose en su experiencia, méritos e historial académico. Acto seguido, los nominados iban expresándose. Todos agradecieron no solo a su familia, sino al gobernador electo, por darles la oportunidad de tomar las riendas de las agencias durante el próximo cuatrienio.

Mellado López —que fue el primero de los nominados en dirigirse a los presentes— considera que está asumiendo “un reto bien grande dentro de una situación bien complicada, situación en la cual el mundo entero está pasando por ella y ciertamente tenemos una luz al final del túnel. No se trata de mí, se trata de un equipo, de gente que me pueda ayudar”.

En tanto, González Beiró afirmó que “Puerto Rico vive un limbo agrícola. ... Aquí hay dos generaciones que desconocen que Puerto Rico una vez produjo y produjo para consumo y para exportación. Desconocen que hace 50 años usted podía ir a Italia, sentarse en un café en Roma y pedir un café y posiblemente era de las montañas de Jayuya o Adjuntas. Lo podías endulzar con azúcar de Arecibo, de Salinas o de Arroyo. Después de eso, se podía fumar un puro cosechado en las montañas de Aibonito y Cayey. Esa es nuestra historia”.

González Magaz, por su lado, manifestó que considera un gran honor y orgullo “el poder tener la oportunidad de servir, de proveer oportunidades y atender las necesidades de nuestros niños y niñas, de nuestros adultos mayores, de las personas de diversidad funcional y otros grupos poblacionales que no quiero agrupar porque merecen ser vistos como individuos y como personas”.

Por otra parte, Rodríguez Rodríguez se comprometió a lograr una mejor ejecución en la agencia para que se ponga al servicio de la gente los cerca de $20,000 millones en fondos federales recibidos para la recuperación de Puerto Rico.

“La encomienda que hoy acepto con mucha humildad es sin duda un reto titánico, el cual atenderé siguiendo el ejemplo de mi señora madre, la cual me enseñó que no importa el reto, lo podemos lograr con mucho esfuerzo, disciplina, humildad y fe”, apuntó Rodríguez Rodríguez.

Asimismo, Salgado Colón expresó que conociendo el andamiaje de la AVP y las necesidades de sus residentes, la prioridad será encaminar la reparación y rehabilitación de la infraestructura afectada por los huracanes Irma y María, así como por los terremotos reportados en el sur. “En segundo lugar, nos enfocaremos en aumentar la seguridad en nuestros proyectos con el propósito de mejorar la calidad de vida de los puertorriqueños”, sostuvo.

Por último, Rivera Santiago brindó un panorama de la agencia que dirige desde junio de este año. “Los retos —y continúan siendo retos— eran innumerables. Para que tengan una idea, el DTRH atendía 56,000 reclamaciones en un año y eran 600,000 reclamaciones con el mismo personal. Un incremento de un 1,000% y había que trabajarlo. A pesar de todas esas limitaciones y situaciones hoy podemos decir que se ha desembolsado $6.4 billones en el Departamento del Trabajo en lo que tiene que ver con desempleo y con PUA”, detalló.