Luis Irizarry Pabón
El alcalde de Ponce, Luis Irizarry Pabón >Archivo / EL VOCERO

 

 
 

Cientos de empleados municipales en Ponce se quedarían sin sus empleos ante la negativa de la nueva administración del alcalde Luis Irizarry Pabón de renovar los contratos, según denunciaron ayer.

Un grupo trabajadores salió a protestar a eso de la 1:30 p.m. frente a la Casa Alcaldía y explicó a EL VOCERO que los servicios de varias dependencias —entre ellas el programa Head Start— se verán afectados si no se toma acción.

Los trabajadores denunciaron que Irizarry Pabón “no cumplió con su promesa de campaña de no despedir empleados”.

Asegura que evaluará las necesidades

“Sí, me enteré de que algunas personas iban a hacer una protesta… tal parece que fueron cuatro personas que estuvieron frente a la Alcaldía”, comentó Irizarry Pabón sobre la manifestación.

Acto seguido, sostuvo que apenas ayer comenzaba labores en el ayuntamiento y que estaría comenzando una evaluación de “cada una de las situaciones que tiene el municipio”.

 “Tenemos unos empleados transitorios que culminaban sus contratos. No se ha sometido ninguna carta de despido a ningún empleado”, aseguró el ejecutivo municipal a EL VOCERO.

“Vamos a estar evaluando aquellos que son necesarios. No hemos despedido a nadie, estamos evaluando cada una de las situaciones”, reiteró el alcalde popular.

Expresó también que durante la administración de la exalcaldesa novoprogresista María “Mayita” Meléndez hubo contrataciones que se dieron “fuera de la ordenanza”. Informó que evaluarán “dependencia por dependencia” y estarán reclutando empleados según la necesidad. No especificó cuándo comenzaría esta evaluación.

“Me da coraje”

Por su parte, la exalcaldesa ponceña reaccionó a este medio, asegurando que le dejó a Irizarry Pabón un municipio con los fondos suficientes para continuar con la renovación de contratos, por lo que la situación actual y la postura del nuevo alcalde le llenan de molestia.

“Si tengo $7 millones que hay para pagar de enero a junio, ¿por qué los sacas (a los empleados)?”, cuestionó Meléndez.

En total, informó la exfuncionaria, el ayuntamiento tiene $16 millones en la cuenta corriente. “Cualquiera se molesta. Me da coraje. Nunca despedí a ningún empleado, nunca les fallé en una nómina ni en un bono”, sostuvo.

Periodista y asistente en Mesa de Información.