vacuna
Pierluisi recibió la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 en el centro de vacunación del Coliseo Rubén Rodríguez. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi recibió ayer la primera dosis de la vacuna de Moderna contra el Covid-19 en el Coliseo Rubén Rodríguez, en Bayamón, donde la Guardia Nacional vacunaba personal de primera respuesta.

Junto a él se vacunaron funcionarios como el designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres y el respondedor y excomisionado de Manejo de Emergencias, Nino Correa.

Pierluisi aseguró sentirse bien luego de haber recibido la primera dosis de la vacuna. El ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, explicó que los gobernadores de los estados pueden recibir la vacuna junto al resto de los respondedores de primera línea. Afirmó que en este grupo se pueden vacunar también otros funcionarios, como jefes de agencia, alcaldes y sus ayudantes más cercanos. No pudo precisar cuántos alcaldes ya han recibido la vacuna.

El primer ejecutivo afirmó que no tuvo problemas con el proceso, aunque confesó no ser “muy bueno” con las inyecciones.

“Como había dicho, esperé a que los primeros respondedores estuvieran vacunándose para yo hacerlo. Entendí que el personal médico debía ser el primero que tuviera el turno al bate, pero creo que es importante que el pueblo vea que me estoy vacunando. Puedo entender que haya personas que tengan un poco de temor, ansiedad y que algunos por alguna condición no puedan hacerlo”, manifestó Pierluisi, quien tiene 61 años.

Acudirá a reuniones de la junta fiscal

Pierluisi anunció que acudirá a las reuniones de la Junta de Control Fiscal y destacó que la ley Promesa le garantiza voz, pero no voto, en ese organismo.

“Voy a estar con la junta y voy a reclamar mi silla como gobernador. Voy a tener voz. No voy a tener voto, pero me voy a hacer sentir”, declaró en la conferencia ofrecida luego de vacunarse.

Afirmó que abogará por fondos para los bomberos, la Policía y la Universidad de Puerto Rico.

“Lo que exige la junta es que se mantenga un presupuesto balanceado, que no se gaste más de lo presupuestado. Habiendo dicho eso, yo sé que hay liquidez en el gobierno. Es inmediata. No es recurrente, pero por diversas razones el gobierno no ha gastado todo lo que tiene presupuestado”, expresó. “No hay problema de liquidez. Si tenemos que dar la pelea por todos los servidores públicos y por la UPR, por los municipios, la vamos a dar”, añadió.

Dejó saber que acudirá a la primera reunión bajo su gobierno, pautada para este viernes.

No alterará derechos de las mujeres

Por otra parte, afirmó que “pronto” firmará la orden ejecutiva para atender la violencia de género, como prometió en su campaña.

“La orden ejecutiva está afinándose. No la tengo en mi despacho. Si la tuviera, diría que la saco mañana. Están dando los últimos toques y tan pronto me llegue la firmo”, expresó.

A preguntas de la prensa ayer, informó que no dará paso a un proyecto que limite los derechos de las mujeres. Lo aseguró ante la posibilidad de que haya acuerdos en la Legislatura con las legisladoras del Proyecto Dignidad para alterar el acceso a servicios médicos de aborto.

“Yo no voy a estar prejuzgando proyectos porque no tengo todos los elementos de juicio, pero yo voy a respetar los derechos de la mujer según establecidos por el Tribunal Supremo de Estados Unidos y las leyes aplicables, así como nuestra Constitución y la Constitución de Estados Unidos”, expresó. “Yo voy a respetar los derechos de la mujer. Que todos estén claros. Pero no voy a adelantar criterios”, acotó.