José Luis Dalmau y Carmelo Ríos

El presidente del Senado, José Luis Dalmau y el portavoz de la delegación senatorial del Partido Nuevo Progresista (PNP), Carmelo Ríos, conversan durante los trabajos de la sesión senatorial. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

El Senado debatió intensamente sobre un proyecto que enmienda el Código Penal para reconocer y establecer los feminicidios y los transfeminicidios como conductas que constituyen un delito de asesinato en primer grado.

Al final del camino, el Proyecto del Senado 130 (PS130) —de la autoría de la senadora del Partido Popular Democrático (PPD) Migdalia González Arroyo— se aprobó con 15 votos a favor, seis en contra y cuatro votos abstenidos. La pieza ahora pasaría a la evaluación de la Cámara de Representantes.

El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP), Thomas Rivera Schatz, se opuso al PS130, al que se refirió como una movida “histérica” y dejó entrever que, a su juicio, el Código Penal atiende todos los asesinatos sin modalidades.

“Ciertamente, cuando se pretende aquí establecer una clasificación específica muy clasificada como feminicidio y transfeminicidio y la muerte de los ancianos no les importa. ¿No importa la muerte de nuestros niños ni de nuestros policías? (…) Parecería que algunos planteamientos que quieren defender a la mujer, realmente lo que tratan es darle un trato VIP”, argumentó.

Rivera Schatz además la emprendió contra el senador independiente José Vargas Vidot luego de que este último indicara que la discusión del proyecto es “histórica”.

“Escuchaba a mi querido amigo Vargas Vidot diciendo que esto es una discusión histórica y cuánto daría yo porque lo fuera. Es una discusión histérica lo que están llevando aquí en el día de hoy, que se aparta de la verdad y los hechos”, expresó.

Los senadores novoprogresistas Gregorio Matías, Nitza Morán, Henry Neumann, Carmelo Ríos, Keren Riquelme se unieron a la posición encabezada por Rivera Schatz. Además, hubo cuatro votos abstenidos de las senadoras PNP, Wanda Soto, Maritza Jiménez y Migdalia Padilla. El senador del Partido Popular Democrático (PPD), Albert Torres Berríos, también se abstuvo de votar.

En un turno sobre el PS130, Vargas Vidot criticó “la construcción de discursos para justificar el que no se busque la equidad y postergar el momento en donde debemos asumir las cosas por su nombre”.

“En este caso esa muerte es significativa porque además de todo lo obvio en esa escena tenemos que buscar qué es lo que nos dice la sociedad en esa entrelínea y en qué nos desafía. (…) En las estadísticas globales sobre los asesinatos, los de los hombres son el 80% y menos de un tercio se dio en las condiciones en las que se dan los asesinatos contra las mujeres. Eso es particularmente importante y por eso es que esta pieza es bien importante”, dijo.

González Arroyo, la autora del PS130, resaltó que en los últimos cuatro meses se han asesinado a 21 mujeres por el simple hecho de ser mujer. “Es momento de que llamemos las cosas por su nombre y que le demos a las agencias de gobierno las herramientas para ser eficientes en la recolección de datos”, afirmó la senadora PPD.

La senadora PPD dijo que la medida serviría para colectar datos sobre los feminicidios y los transfeminicidios. “Seamos una Legislatura de avanzada que se atreve seguir los pasos de manera correcta”, afirmó.

Mientras tanto, la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, votó a favor de la medida y opinó que es una ganancia para el País el que se reconozca la identidad de cada persona.

“Si algo debe estar claro es que la necesidad primera de la transformación es el apalabramiento y llamar a las cosas lo que son. Este proyecto (…) es mucho más que un ejercicio de tipificación penal. Expresaba Rivera Schatz ciertas reservas sobre el tema y ninguna de nosotras pretende que la aprobación de este proyecto sea la receta mágica para terminar con los asesinatos de mujeres y de las personas transgéneros”, expresó.

Santiago señaló que la medida “es un gran paso” para que a las mujeres y personas transgénero se les identifique como cuáles y se les cuente. “Es el reconocimiento de una violencia particular dirigida hacia mujeres y personas transgéneros”, expuso.

La delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) también se expresó a favor del PS130.

“Lo de histérica no me preocupa. Busquen la historia desde las hijas de la edad media hasta las sufragistas del Siglo 19, lo primero que les decían: son unas histéricas. Así que lo cojo con alegría y orgullo y es indicativo de aquellas mujeres que eran las histéricas y ahora las honraron”, expresó el senador del MVC, Rafael Bernabe.

Además, cuestionó el giró que tuvo el debate senatorial luego de que senadores del PNP consignaran que no se debía categorizar a los feminicidios y los transfeminicidios.

“Después de este fin de semana no me cabe en la cabeza tener que argumentar que los feminicidios existen y que no es un asunto de VIP”, puntualizó.

En la sesión de hoy, el Senado también aprobó la Resolución del Senado 140 para que investigar el discrimen, el estigma y la invisibilización de las mujeres mayores de 60 años y como su edad y sexo afecta su bienestar, derechos y oportunidades.

Además, avalaron el Proyecto del Senado 358 que enmienda la Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica (Ley 54) para obligar a que fiscales asistan a las víctimas de violencia de género durante las vistas de causa para arresto que se efectúan en los tribunales.

Gerente de Asignaciones