Vargas Vidot

El senador independiente José Vargas Vidot figura como uno de los autores de la pieza legislativa. 

El Senado aprobó hoy un proyecto legislativo que busca extender las bonificaciones por buena conducta y asiduidad a la población penal en Puerto Rico.

El Proyecto del Senado 1181, de la autoría del senador novoprogresista Miguel Romero y senador independiente José Vargas Vidot, establece que aquellos confinados sentenciados bajo las disposiciones del Código Penal de 2004 y 2012 pueden bonificar, por concepto de buena conducta y asiduidad, seis días por cada mes en sentencias que no sean mayores de 15 años.

Mientras que los confinados que estén cumpliendo sentencias de 15 años o más podrán bonificar siete días pro cada mesas. Las bonificaciones, no obstante, estarán sujetas a las excepciones vigentes.

Romero expresó que, “esta medida surgió originalmente de una carta de un confinado que recibí en mi oficina. Aunque en ese entonces presentamos el Proyecto del Senado 459 y fue aprobado por la Asamblea Legislativa, no recibió la firma del gobernador”.

“La realidad es que tenemos un solo sistema de corrección y rehabilitación. No debe haber una distinción en este tipo de iniciativas dirigidas a la rehabilitación de los confinados por estos haber sido sentenciados bajo un código penal u otro. La buena conducta es buena conducta y no debe haber una diferencia que justifique este trato desigual. Esta medida es definitivamente es cónsona con los principios de rehabilitación en los que creemos”, dijo Romero.

Mientras que Vargas Vidot expuso que “la medida pretende humanizar nuestras leyes, acercándonos a la rehabilitación y alejándonos de la retribución. Si bien es cierto que las personas que cometen delitos deben cumplir su responsabilidad, es nuestro deber asegurar que las penas no sean excesivas ni desproporcionadas. Nuestro sistema de justicia debe abrazar la justicia restaurativa y procurar reinsertar productivamente en la sociedad a quienes han cometido delito”.

Mencionó que el proyecto es “un paso en la dirección correcta” y hacia la rehabilitación de la población penal.

La pieza pasará a la Cámara de Representantes para evaluación. Si se aprueba sin enmiendas pasaría automáticamente a la firma de la gobernadora Wanda Vázquez.