Maite Oronoz

(Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, sometió un proyecto, a petición de la presidenta del Tribunal Supremo Maite Oronoz, para aumentar el sueldo a los jueces aproximadamente 33 por ciento.

La propuesta es que el sueldo de los jueces del Tribunal Supremo aumente $58 mil, para un salario de $183 mil. Mientras, el salario de los jueces asociados del Supremo aumentaría $53 mil para devengar $173 mil. Los jueces del Tribunal de Apelaciones, recibirían un aumento de $40 mil, para un salario de $145 mil; los jueces superiores un incremento de $30,400, para un ingreso anual de $145 mil y un juez municipal vería un incremento de $69,600 a $120 mil al año.

Uno de los que se beneficiaría de aprobarse el proyecto de ley, sería el juez Jorge Díaz Reverón, esposo de la gobernadora Wanda Vázquez.

Además, el Proyecto del Senado 1444 establece que los fondos necesarios para la implantación de esta Ley provendrán del presupuesto de la Rama Judicial y comenzaría a regir a partir del 1 de enero de 2020.

En entrevista con NotiUno Rivera Schatz manifestó que radicó el proyecto a pedido de Oronoz, quien a su vez sugirió las cantidades.

Por su parte, Oronoz dijo por medio de declaraciones escritas que “los salarios de los jueces y juezas de Puerto Rico no se han revisado en 15 años, estos no tienen beneficios de Seguro Social y son los peores pagados en todos los estados y territorios de los Estados Unidos”.

“Una compensación adecuada es indispensable para retener y reclutar el mejor talento en nuestra judicatura. Asegura una judicatura independiente y robusta, libre de presiones indebidas. Por eso, la Rama Judicial defenderá cualquier medida que fortalezca a la Judicatura en beneficio de un mejor funcionamiento del sistema judicial y de la administración de la justicia”, expresó Oronoz.

Esto causó malestar en el magisterio.

La secretaria general de la Local Sindical de la Asociación de Maestros, Grichelle Toledo, sentenció que los maestros llevan más de 10 años sin recibir “un aumento digno y una escala salarial que nos pague lo que nos merecemos de acuerdo a nuestros estudios y años de experiencia”. El salario básico de un maestro es de 1,750 al mes.