ICF

La Local 2099 de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, unión que representa al personal del Instituto de Ciencias Forenses envío hoy una  comunicación escrita al gobernador, Pedro Pierluisi, a los fines de solicitarle que a los trabajadores esenciales de esta agencia se les nombre como primeros respondedores con todos los incentivos que esto conlleva.

En la misiva se hace referencia a que son servidores públicos que laboran 24/7 durante todo tipo de emergencia y están altamente expuestos a riesgos.

Por ello, también solicitaron que se apruebe los fondos solicitados en el presupuesto por la doctora María Conte, titular del ICF, para otorgar un aumento de salario a todo el personal de la agencia que por muchos años han sido olvidados salarialmente. 

“En el ICF se labora 24/7, se reciben los cadáveres para ser evaluados y se construya la cadena de evidencia, donde también estamos expuestos al contagio directo de casos positivos de covid-19, nosotros trabajamos en cualquier tipo de emergencia, sea huracanes, temblores, pandemia. Nunca cesamos operaciones, pero a la hora de recompensarnos no se nos consideran los incentivos por alto riesgo como a otros grupos de trabajadores. Por eso solicitamos respetuosamente al Gobernador que ya es hora de que se reconozca la labor que hacemos en el Instituto de Ciencias Forenses”, señaló Aixa Estrada, presidenta SPU, Local 2099 ICF.

Por su parte, Benjamín Borges, síndico de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico destacó que su organización ha sido consistente en reclamarle al Gobernador de Puerto Rico que utilice los fondos destinados en el Plan Americano de Recuperación para hacerle justicia a los servidores públicos que han arriesgado su salud y su vida durante la emergencia por el covid-19.

“En SPU contamos con muchas clasificaciones y agencias que deberían recibir estos fondos y no lo han hecho. Claramente los compañeros del Instituto de Ciencias Forenses han realizado una labor encomiable durante toda esta pandemia así como siempre lo han hecho en tiempos de emergencias o crisis. El gobernador debe ampliar estos incentivos a todos los servidores públicos que han estado laborando en alto riesgo durante todo este proceso. Hay que reconocer esta labor y hacerles justicia” enfatizó. 

Los empleados unionados del ICF se mantendrán en pie de lucha y esperan ser reconocidos por su arduo trabajo y sacrificio.