Camara de Representantes, Sesion, Capitolio, Hemiciclo

En la foto el presidente de la Camara de Representantes, Rafael Tatito Hernández y Ángel Matos.

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, se quejó ante el juez federal Gustavo Gelpí para que investigue al teniente coronel Orlando Rivera, por impartir instrucciones para que unidades especializadas del Negociado de la Policía se movilizaran el pasado domingo hasta el Capitolio para interferir con una manifestación pacífica de un grupo de ciudadanos que se oponen a la empresa LUMA Energy, sin la autorización de las autoridades legislativas.

Hernández dijo que radicó una querella ante Gelpí y con copia a John Romero, monitor federal de la Reforma de la Policía en Puerto Rico a la luz de lo sucedido el domingo cuando una coalición ecuménica de líderes religiosos se manifestó en solidaridad con el rechazo generalizado a la privatización de la red eléctrica de la Isla.

La protesta, según Hernández, ya había sido coordinada y era “pacífica”, aunque la Policía movilizó a una cantidad excesiva de agentes de orden público hasta la Plaza de la Democracia. Estableció además que en ningún momento ha sido necesario utilizar las fuerzas del Estado para impedir manifestaciones o limitar la participación ciudadana.

“Sin embargo, durante la manifestación del pasado domingo, la alta oficialidad de la Policía, representada por el teniente coronel Orlando Rivera, ordenó una movilización excesiva de agentes del orden público para limitar injustificadamente el acceso al Capitolio a representantes, funcionarios e integrantes de la ciudadanía en general, a pesar de que prevalecía un ambiente de respeto y sosiego durante la referida manifestación”, detalló Hernández.

Sostuvo además que la movilización de la fuerza policial se realizó en violación a la ley porque la Policía no consultó ni realizó la coordinación requerida con el sargento de armas, Miguel Arvelo Kuilan, ni con el superintendente del Capitolio, César Hernández Alfonzo. “Ambas figuras son quienes por mandato del reglamento interno de la Cámara de Representantes y la Ley 42-2011, respectivamente, tienen la responsabilidad de custodiar la seguridad en este recinto”, afirmó.

Alegó además que la determinación de Rivera tuvo el efecto de “caldear los ánimos y crear un ambiente de confrontación”. Igualmente, mencionó que la negativa del teniente coronel para coordinar los planes de seguridad provocó un ambiente de confrontación con la alta oficialidad que laceró los avances experimentados con la reforma policial.

Describe “situación tensa” con el Ejecutivo

En un turno inicial durante la sesión de la Cámara, el presidente legislativo describió ánimos de “tensión” entre el Ejecutivo y el Legislativo. “Es importante reconocer el marco histórico de la situación tensa que se está dando entre la Asamblea legislativa y el Ejecutivo (…) Están tratando de desviar al legislador y que se pueda ejercer la democracia, esto es bien peligroso porque hoy lo hacen aquí y mañana en tu casa”, expresó.

El líder cameral mencionó que la controversia no tiene que ver con los policías ni con los manifestantes sino que a las diferencias entre la rama ejecutiva y la legislativa. Narró además que los policías no lo dejaron entrar por las escalinatas del Capitolio y que al entrar había decenas de policías en la rotonda sin autorización de la Legislatura.

También tronó contra el secretario del Departamento de de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres, porque supuestamente no respondió con urgencia a un pedido para reunirse con la Cámara sobre lo ocurrido. Alegó que un cuadro distinto se produjo luego del presidente del Senado, José Luis Dalmau, también le pidiera a Torres reunirse sobre el incidente y este sí accediera con premura a la invitación.

“Ahí uno ve el mensaje, la calumnia, las comunicaciones utilizando el poder del Estado atropellador para llevar un mensaje erróneo para manchar la imagen de la Asamblea Legislativa”, expresó Hernández.

El líder cameral también le solicitó a Torres que iniciara una investigación contra del teniente coronel, pero que este se negó y defendió a Rivera.

Defienden al coronel

En declaraciones escritas, el secretario del DSP reiteró su defensa al teniente coronel y reiteró que brindar seguridad a la propiedad o la vida de quienes visitan el Capitolio para manifestarse es deber de su agencia.

“Sostenemos que el comandante de área de San Juan, el coronel Orlando Rivera, lleva sobre 35 años ininterrumpidos en el servicio y su trayectoria es intachable. Rivera ha tenido la responsabilidad de dirigir los trabajos del Negociado de la Policía de manera exitosa y previniendo incidentes mayores en las inmediaciones del Capitolio, por lo que cuenta con nuestro respaldo total”, dijo.

Asimismo, Torres instó a Hernández a fomentar el diálogo constructivo con la Policía y a unir voluntades. “El comisionado y yo siempre hemos estado y estaremos en la mejor disposición de escuchar sugerencias de todos los sectores, siempre que estas redunden en beneficio de todas las partes, sobre todo de la seguridad y el interés público”, expresó.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.