Thomas Rivera Schatz

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, defendió la medida en un breve debate. 

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, utilizó las redes sociales para expresar su sentir sobre la marcha que ayer reunió a cientos de manifestantes frente a La Fortaleza.

"Ayer un grupo de personas convocó a un “paro nacional” llamando “genocidas” “corruptos” y haciendo múltiples acusaciones contra funcionarios y el Gobierno de Puerto Rico. Sobre la participación y apoyo que tuvo ese “paro nacional” lleguen a sus propias conclusiones", sostuvo el líder estadista en su cuenta de Facebook.

Del mismo modo, cuestionó  "¿Resolvió eso algo sobre la emergencia? ¿Se detuvieron los temblores? ¿Suplió ayuda a los damnificados? ¿Se logró algo de provecho o positivo?".

Los cientos de manifestantes que exigieron la renuncia de la gobernadora Wanda Vázquez y el presidente senatorial fueron convocados por el artista René Pérez —Residente— y el pelotero Yadier Molina, astro boricua de las Grandes Ligas.

Rivera Schatz manifestó, "algunos de los marchantes, humanistas y patriotas llamaron genocida al Gobierno de Puerto Rico pero aplauden al dictador Maduro que ha perseguido, encarcelado, asesinado y tiene sumido al pueblo venezolano en el hambre y la miseria. No sabemos si alguien puede hallar en Venezuela un almacén de suministros el cual denunciar y exigir que se repartan las provisiones con la misma indignación que mostraron aquí. Con las mismas protestas y denuncias. Digamos que por razones que para “alguna gente” serían similares". 

A la manifestación también llegó Lorenzo Delgado —conocido como el León Fiscalizador— quien dio a conocer sobre el almacén en el sector La Guancha, en Ponce, lleno de suministros sin distribuir. 

Según reportes de prensa, en este almacén se encontraron cajas de agua embotellada, comida para bebé, sábanas, carpas y hasta toldos de los que repartió la Agencia Federal pare el Manejo de Emergencia (FEMA) luego del huracán María.

"El gobierno de Puerto Rico, incluyendo los municipios, así como el gobierno federal han realizado un esfuerzo para manejar una situación que desde hace mas de 100 años Puerto Rico no había vivido. Los temblores y sus secuelas. Ha sido un trabajo intenso", aseguró.