Ricardo Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló aseguró no haberse ofendido con las expresiones de artistas como René Pérez, quien arremetió en su contra por los proyectos de libertad religiosa y de terapias de conversión.

Aseguró que cinco minutos en su cuenta de Twitter serían suficientes para ver que recibe a diario insultos peores de los que le hizo el cantante conocido como Residente.

“En mi carácter personal, toma mucho para ofenderme a mí. Yo sé que esto emana de la frustración. Con algunos he de tener conversaciones y con los que no, abro las puertas para establecer esos lazos de comunicación”, dijo el gobernador.

“A mí lo que me ofende son los ataques a mi pueblo. Eso es lo que verdaderamente me causa ofensa. Solo tienen que ir a mi ‘feed’ de Twitter cinco minutos y se darán cuenta que cualquier cosa que pudo decir René es minúsculo comparado con cualquier cosa que dice una persona en el uso de su derecho a la expresión”, sostuvo.

Rosselló defendió su determinación de retirar la medida de libertad religiosa y la que buscaba eliminar las llamadas terapias de conversión o reparativas. Dijo que lo hizo porque los proyectos de administración no lograron el consenso que él aseguró que tenían cuando los presentó en abril.

El gobernador reiteró ayer, a preguntas de la prensa, que retiró los proyectos porque no contaban con un consenso. Reveló que su expectativa era firmar ambos proyectos, pero que no hubiera firmado solo uno.

“Hice un esfuerzo de consenso. Lo trabajé. Yo tengo una orden ejecutiva que prohíbe las terapias de conversión y tengo guías de libertad religiosa para evitar el discrimen. Lo que aspirábamos era elevarlo a estatuto, que no fuera una orden ejecutiva”, sentenció.

Paso al resto de la agenda

“Nosotros cerramos ese capítulo y seguimos con otra agenda, como por ejemplo la creación de un nuevo mercado de videojuegos, el Código de Incentivos. El enfoque es la creación de empleos, además de otras iniciativas que son compromisos programáticos”, recalcó.

El jueves, Rosselló anunció que retiraría los dos proyectos. El anuncio llegó luego de críticas públicas por parte de artistas como Ricky Martin, Kany García, Ednita Nazario, Olga Tañón y Pérez.

El proyecto de libertad religiosa buscaba permitirles a los empleados públicos poder discriminar al no dar servicios que fueran en contra de sus creencias religiosas. El de terapias de conversión procuraba eliminar esta práctica, pero no para las iglesias y organizaciones religiosas.

El gobernador hizo las expresiones al inaugurar ayer en Río Grande el complejo de viviendas Ocean Drive Beachfront Residences, así como el desarrollo de los lotes Atlantic Drive Estates Beachfront & Golf Course Homesites, lo que representó una inversión de $170 millones, según se informó.