Ricardo Vázquez, 313 LLC

El dueño de 313 LLC, Ricardo Vázquez (der.), consultó sus respuestas en varias ocasiones con su abogado Miguel A. Negrón Matta. 

El Tribunal de San Juan, ordenó al empresario Ricardo Vázquez Hernández, de 313 LLC, empresa que vendió pruebas de coronavirus al Gobierno, a contestar preguntas realizadas por la Cámara de Representantes. 

Esto como parte de la investigación que realiza la Comisión de Salud de ese cuerpo, en torno a las compras de pruebas para detectar el coronavirus. 

El contratista tendrá tres días para responder: ¿[En] qué compañías adicionales a 313 LLC, Ricardo Vázquez es miembro?; Su relación con seis otras empresas y  ¿Qué cantidad pagó 313 LLC por las "Nova Test Rapid Test" que (luego) le vendieron al Departamento de Salud?

"Se le advierte al Sr. Vázquez que, a tenor con lo dispuesto en el artículo 34a(2) del Código Polítíco de 1902, el incumplimiento o desobediencia a la Orden aquí dictada será castigada por este Tribunal como un desacato civil al mismo", reza la orden emitida por el juez superior Anthony Cuevas.

Ya la referida comisión refirió al presidente de la compañía 313 LLC, por supuestas violaciones al Código Penal por falsedad ideológica. También al Código Político tras resistirse a cooperar con la pesquisa legislativa con relación a la compra de pruebas en Salud.

El presidente cameral Carlos "Johnny" Méndez acudió al tribunal para solicitar la petición urgente luego de que Vázquez Hernández no revelara el costo de adquisición de las 101,500 pruebas rápidas de Covid-19 que luego vendió al Departamento de Salud (DS) en un periodo de siete días. 

Lo que sí explicó en la audiencia fue que el (DS) todavía no ha reclamado unas 51,000 pruebas ya pagadas. También dijo que la venta a la agencia pública se manejó mediante varias órdenes: la primera fue de 1,500 pruebas a $36 cada una, para un total de $67,500; y la segunda incluyó 100,000 pruebas a $45 por unidad, para un monto de $3.6 millones.