Cárcel

Salud realizará la prueba a los funcionarios del distrito de Carolina mientras que la Guardia Nacional se encargará del resto de la Isla.

La compañía Trinity Services reaccionó esta mañana a la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico sobre su intento de bloquear la adjudicación de una subasta del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) para la elaboración de alimentos, remodelar áreas de cocina y operar las comisarias en las cárceles a favor la empresa Carolina Catering de Puerto Rico.

El DCR adjudicó la subasta a Carolina Catering, una empresa puertorriqueña que a juicio de la Junta de Subasta del departamento ofreció el mejor valor nutricional para la población correccional de la Isla.

“Lo indicado por las Empresas Santana mediante comunicado de prensa es totalmente FALSO. La decisión del Tribunal Supremo no pone fin al trámite judicial sino todo lo contrario. La decisión del Alto Foro representa el punto de partida para un nuevo proceso de revisión de tan cuestionable subasta. La decisión del Tribunal Supremo valida que el primer proceso de revisión de esta adjudicación ante La Junta de Reconsideración del Departamento de Corrección fue contrario a los reglamentos del propio Departamento y por ello lo tiene que hacer nuevamente. Se trata de un Segundo proceso de Reconsideración de una cuestionable adjudicación a las Empresas Santana de un contrato a 10 años ascendente a $300 millones”, explicó Trinity Services en declaraciones escritas a El Vocero.

“Como es de conocimiento público, luego de la adjudicación del RFP a una empresa sin experiencia correccional y en problemas económicos se destituyó al entonces secretario Rolón. También fue hartamente publicado que el FBI investiga la cuestionable otorgación a las Empresas Santana en 83 millones más caro que lo ofertado por Trinity y que habían personas cercanas al Gobernador Roselló detrás de las Empresas Santana”, añadió.

Según se indicó, “es un hecho probado en este proceso judicial que el actual secretario Rivera Juanatey, cuyo nombramiento como Juez Superior fue retirado por la gobernadora, Wanda Vázquez, intervino indebidamente en el proceso de reconsideración que se dejó sin efecto. Es importante saber si el secretario llevará a cabo un segundo proceso de Reconsideración y cuál es la opinión de la gobernadora Wanda Vázquez de mantener vivo un proceso altamente cuestionado que le cuesta al pueblo de Puerto Rico $83 más de lo que ofertó Trinity”.

“También es importante saber cuál es la opinión de los candidatos a la gobernación, Charlie Delgado y en particular Pedro Pierluisi, de quién se alega que su cuñado, el Lcdo. Andy Guillemard, está involucrado en este negocio con las Empresas Santana”.

Para Trinity Services, no cancelar este proceso, que ha sido altamente cuestionable, “le costaría al erario y al país $83 millones en exceso de lo que cotizó Trinity. Además, de que el gobierno se correría el riesgo de mantener la continuidad de los servicios de alimentos a la población correccional al contratar a una empresa sin la requerida experiencia correccional y que está en una delicada condición económica”, sentenció.