Yauco

YAUCO — Unas 600 familias de este ayuntamiento requerirán de vivienda permanente porque sus residencias podrían declararse inhabitables tras haber sido afectadas por el terremoto del pasado 7 de enero y luego por las incesantes réplicas que continúan experimentándose en la zona suroeste, estimó ayer el alcalde yaucano Ángel Luis Torres.

Sus expresiones surgieron en momentos en que la gobernadora Wanda Vázquez y el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR), José Reyes, participaban en un recorrido por las instalaciones del refugio militar ubicado en el Estadio Municipal Mario “Ñato” Ramírez.

Torres afirmó que su mayor preocupación es qué va a pasar si la gente continúa en refugios sin tener alternativas de vivienda. “Es una de nuestras preocupaciones porque el área de las duchas (en el refugio militar) tiene hasta el 28 de enero y la van a remover por orden del Ejército. Si no, hay que buscar otras alternativas porque si la gente continua aquí al no proveerse alternativas de vivienda... pues hasta el momento es uno de los mayores retos”, expresó.

El municipio ha identificado a través de los bancos 47 residencias reposeídas y otras casi 20 unidades con la cooperativa a cargo de la urbanización Emerald View. “Nos urge llegar al acuerdo con la cooperativa a través del Estado porque el municipio no tiene la capacidad de adquirirlas”, afirmó.

La inspección de viviendas afectadas continúa en este municipio, que sufrió un estimado de $68 millones en pérdidas por los sismos. Esa cifra incluye daños en la infraestructura municipal y en residencias individuales.

“Con el dinero de la gobernadora —que nos dio $2 millones— daremos un vale de $800 para que puedan alquilar una residencia provisional por un mes. Luego, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) estará en el coliseo pasado mañana (viernes) para que puedan darle una asistencia de renta durante seis a ocho meses más”, detalló el funcionario.

Pedirá ayuda a la comisionada

El alcalde indicó que hará un acercamiento a la comisionada residente Jenniffer González para que busque mecanismos de acceso a fondos federales de vivienda a través del programa CDBG-DR.

“Son 3,600 unidades de vivienda identificadas con cualquier tipo de daño. De ellas 62 colapsaron, pero más de 500 van a ser inseguras. Hasta el momento nuestros ingenieros han inspeccionado 400 y 127 han sido declaradas inseguras. Si seguimos ese patrón, podemos llegar a las 600 o 700 (unidades), que las personas no pueden regresar a su hogar”, precisó Torres.

Dijo que con el dinero que podrían obtener con fondos CDBG-DR se puede construir un desarrollo nuevo de residencias para que los afectados se queden en Yauco. “No obstante, como alcalde es lo que deseo, que se queden, pero si hay en otro municipio y el Estado provee, lo importante es que tengan un techo seguro”, enfatizó.

Torres sostuvo que los $35,500 máximos que provee FEMA para los damnificados por los terremotos no serán suficientes para que las personas puedan construir una casa.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.