teresita fuentes

>Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

A horas para que culmine la presente sesión legislativa y en un segundo intento por hacer prosperar la llamada reforma contributiva, el gobernador Ricardo Rosselló espera no tener que recurrir a una sesión extraordinaria y entiende que todos los asuntos relacionados están claros y solucionados para su aprobación.

El proyecto de la reforma contributiva continúa en conferencia legislativa del Senado y la Cámara de Representantes, que ayer tarde recibió otra comunicación de la Junta Federal de Control Fiscal en la cual les expusieron falta de certeza en lo relacionado a los resultados y efectos esperados con los recaudos de las tragamonedas.

El gobernador Rosselló, acompañado de la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, y de representantes de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (Asore), la Asociación de Industriales (AIPR) y del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA), ayer tarde atendió a EL VOCERO en La Fortaleza, con el apoyo de todos esos sectores a su proyecto de reforma.

EL VOCERO (EV) – ¿Está confiado en la aprobación del proyecto?

“Les quiero agradecer, tanto al Senado y a la Cámara, y a la secretaria de Hacienda, porque la verdad es que han ido al detalle para poder aterrizar en algo; y sería lamentable que todo ese trabajo que se ha hecho, y que ya estamos prácticamente ahí, se pierda o se atrase el beneficio al pueblo, porque no se lleve a cabo. Mi invitación a los compañeros es que todos hemos tenidos que observar unas áreas que hubiésemos querido que fuesen más abarcadoras, pero vamos a enfocarnos en lo principal y en obtener resultados. Yo confío en que va a haber buen juicio en la Asamblea Legislativa para poder sacar esta reforma tributaria”, contestó Rosselló.

EV - ¿Si no se aprueba, habrá una sesión extraordinaria?

“Mi expectativa es que se pueda atender ya. Ya hemos discutido estos asuntos a la saciedad. Yo le recuerdo que nosotros sometimos la primera versión de esta reforma en abril, ya va un tiempo, y los cinco pilares (establecidos), aunque algunas partes han variado, siguen siendo los mismos… Mi expectativa es que se pueda tener la discusión en el comité de conferencia y trabajarlo en las próximas 36 horas”, expresó el mandatario.

EV - ¿Está satisfecho con la discusión que se ha tenido en ambos cuerpos legislativos, o piensa que se necesita más análisis, o más armonía entre el gobierno, la Legislatura y la junta fiscal?

“Definitivamente pienso que no se necesita más. Nosotros le hemos dado a este caballo como cien veces. En términos filosóficos, con esos cinco principios estamos alineados. Las últimas discrepancias eran cuándo comenzaban algunas de las cosas para tener entonces el capital que pagaba esas medidas. Entiendo que a eso ya se ha llegado”, afirmó Rosselló.

Afirma se hace justicia social

Dijo que los cinco pilares incluyen el crédito al trabajo (entre $300 a $2,000 anuales), el crédito de 5% a los contribuyentes, la reducción de tasas a las corporaciones, la eliminación paulatina del B2B, y la reducción del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) a los alimentos preparados. Con esto, plantea que se hace justicia social, se estimula la economía y se pone en mano de los contribuyentes unos $2,000 millones.

EV – Las proyecciones apuntan a que habrá mayor baja poblacional. ¿Puede este factor dar al traste con los resultados que se esperan de la reforma y tendremos que requerir otra reforma más adelante?

“El ambiente socioeconómico es dinámico y hay variantes. Uno puede hacer proyecciones de lo que estima va a ser la población en Puerto Rico asumiendo lo que tiene que asumir en esas proyecciones, que las cosas no van a cambiar. Precisamente ahí es que uno inserta lo que son reformas estructurales y cambios y ejecuciones que uno anticipa que puedan cambiar todo eso”, manifestó Rosselló. “En vez de mirar de manera pesimista hacia el futuro, de que aquí se va a ir la gente porque no va a pasar nada y va a seguir el mismo desangre, yo opto por decir (que) el poder está en nuestras manos y nosotros tenemos que hacer reformas como estas y otras, como la transformación del sistema energético, del sistema de educación, de salud, de la reforma laboral. Lo cierto es que esta reforma cumple con los recaudos y los objetivos que tenemos ahora mismo, y de cara hacia el futuro, en la medida que podamos hacer otras reformas y otros cambios, nuestra expectativa es que pueda cambiar positivamente”.

EV - Sobre eliminar el impuesto al inventario, ¿qué se puede esperar de ello?

“Nosotros hemos hecho un compromiso de que vamos a evaluar esa medida en la próxima sesión. Es una medida que tenemos que trabajar con los alcaldes y es algo que debe ser razonable, tener algún mecanismo de transición, pero la gran mayoría de la gente entiende que es una medida beneficiosa si se lleva bien. ¿Por qué eso no está incluido en la reforma? Porque son cosas diferentes… hemos hablado con el presidente de la Cámara y el del Senado (para que) se vea a futuro”.

Instrumento contra la evasión

La secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, destacó que la reforma simplifica el marco tributario de la Isla y ofrece mecanismos para llevar a más personas a la economía formal y atacar la evasión.

“Los recaudos se han estado dando y hemos excedido los estimados hasta ahora. No tengo por qué pensar que eso va a cambiar. La junta fiscal ha sido sumamente rígida en este análisis y cada vez que se cambiaba un componente de la reforma nos hacían volver al modelaje y pasaron juicio sobre todo eso. No tengo por qué pensar que los números no se van a dar”, señaló Fuentes.

Opinan desde La Fortaleza

El economista Vicente Feliciano estuvo en La Fortaleza y opinó de la reforma que “lo excelente no puede ser enemigo de lo bueno, y no podemos retrasar algo que es bueno, pensando que vamos a conseguir algo excelente a futuro. La reforma contributiva no es todo lo que desearíamos. Es buena, vamos a dar este paso”.

Por su parte, Rodrigo Masses, presidente de la Asociación de Industriales, dijo en la Mansión Ejecutiva que “el que cuestione que esto es una reforma, que venga Dios y lo vea. Este es un proyecto revolucionario, lo que ocurre es que a todos nos gustaría ver otras cosas, pero esto puede que sea uno de los lineamientos más importante que hayamos vivido en el Puerto Rico moderno”.

“Apoyamos esa reforma”

Mientras, Ramón Leal, expresidente de Asore, destacó que la reducción del IVU a los alimentos preparados es justicia social y anticipa que traerá más consumo, impactará positivamente la economía y que dejará más dinero en propinas a los trabajadores del sector. “De parte de nosotros en Asore estamos muy contentos y apoyamos esa reforma”.