DRNA
Desde la izquierda, los representantes Yazzer Morales y Carlos “Johnny” Méndez y el secretario del DRNA, Rafael Machargo. >Brandon Cruz González / EL VOCERO

El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara, Carlos “Johhny” Méndez, y el representante Yazzer Morales, urgieron el cierre del vertedero de Toa Alta conforme a lo ordenado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) y alegaron que el cúmulo de basura ha generado problemas ambientales y de salud en las comunidades aledañas al lugar.

Este asunto, según dijeron, es tema de litigación en el Tribunal Federal de San Juan luego de que la EPA radicara un pleito legal para obligar al municipio a cumplir con el cierre paulatino de este lugar. Sin embargo, los legisladores se reunieron ayer con personal del Departamento de Recursos Naturales (DRNA), el Departamento de Salud y la EPA para discutir posibles opciones.

Incluirán la voz ciudadana

Méndez dijo que junto a Morales —quien es representante por Toa Alta— servirá de canal para que los ciudadanos, si así lo quieren, inicien un proceso legal provisional para hacer que el municipio cumpla.

“Desde el año 2017 se supone que haya comenzado el proceso de cierre de ese vertedero. Sin embargo, el alcalde (Clemente “Chito” Agosto) y los funcionarios municipales siguen recibiendo desperdicios de otros municipios cuando las instrucciones son que tenía que comenzar un cierre paulatino de ese municipio y solamente recibiendo desperdicios de ese municipio”, expresó Méndez.

Señaló que la situación ha provocado que lixiviados —el líquido que surge con la descomposición de la basura— estén corriendo sobre la superficie de la tierra. “Anualmente se están recibiendo alrededor de 80,000 galones anuales y se está afectando el acuífero del norte, y en ese sentido el representante en coordinación con nuestra oficina citó a la EPA, el DRNA y a Salud para buscar alternativas”, abundó.

Morales, por su parte, expresó que se trata de un problema de salud que afecta a cerca de 1,000 residentes de esa área. “Es hora de darle prioridad y continuidad a lo que estableció la EPA, que es el cierre de los vertederos. Estamos trabajando con las agencias para a corto y mediano plazo buscarle alternativas al vertedero”, afirmó.

El secretario del DRNA, Rafael Machargo, también expresó preocupación con la situación del vertedero. “Estamos bien preocupados. Hay vecinos que se afectan con esos líquidos que están cayendo en sus propiedades. Es un líquido que hay que manejar y no puede entrar en contacto con los cuerpos de agua ni con las personas. Con esos 80 mil galones que se producen al año cabe la posibilidad de que eso afecte los acuíferos y es una emergencia ambiental. Entendemos que el municipio tiene que cumplir con las órdenes de la EPA”, manifestó.

Por otro lado, el alcalde de Toa alta, Clemente “Chito” Agosto, dijo en declaraciones escritas que "lamentamos que un tema tan importante para nuestro pueblo se trate de politizar por parte del representante. Actualmente, hay una demanda en la que el municipio no está de acuerdo con lo que se plantea, ya que el municipio ha hecho todos los requerimientos que la EPA ha solicitado. Por esa razón, nuestra representación legal está trabajando con la situación”.

“Invitamos al representante a que se una en equipo con esta administración municipal para que nos ayude a identificar fondos para trabajar con esta y otras situaciones en nuestro pueblo. Lo invitamos a que no abandone este trabajo de representante y de una vez y por todas haga más y hable menos", concluyó el ejecutivo municipal.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.