Fuego, Bomberos, Sector Cambute
La Asociación Nacional de Protección contra Incendios y el Instituto Nacional de Estándares y Pruebas establecen que los camiones bomba deberían contar con un mínimo de cuatro bomberos. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La estación de bomberos de Trujillo Alto recibió una llamada urgente hace poco más de dos semanas: un incendio se había desatado en una residencia cercana. El único bombero que había disponible en ese turno acudió al llamado, pero el tiempo —que es oro en situaciones como estas— se le fue en preparar el camión, cortar el portón de la residencia y preparar la bomba de agua. Cuando por fin logró tener acceso al interior de la casa, era demasiado tarde. 

“Cuando llegó, ya la persona había muerto de asfixia”, dijo José Tirado, presidente del Sindicato de Bomberos de Puerto Rico. “El bombero se quedó solo, haciendo todo el trabajo. Y mira, para que tengas una idea, los mismos fabricantes de los camiones de bomberos dicen que para operar esos vehículos tú necesitas tres personas, al menos”, agregó. 

Precisamente, la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA, por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de Estándares y Pruebas (NIST, en inglés) establecen que los camiones de bomberos deberían contar con un mínimo de cuatro bomberos. 

Especifican, además, que uno de los requisitos de seguridad es que ningún bombero puede entrar a un edificio en llamas a no ser que estén presentes cuatro bomberos en la escena para manejar la situación: tanto desde afuera como los designados a entrar al inmueble. 

La escena registrada —en parte— muestra el desfase en la necesidad de bomberos alrededor de la Isla, con estaciones que operan con tres turnos y la realidad de 450 plazas vacantes en todo el País.

Fuego, Bomberos, Sector Cambute
En lo que va de año han aumentado los incendios forestales y se han reducido los registrados en estructuras. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Javish Collazo, designado comisionado del Negociado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, admitió que la escasez de oficiales es un problema real que debe atenderse. 

“Al momento, el cuerpo de bomberos cuenta con alrededor de 1,450 efectivos disponibles para trabajar alrededor de la Isla divididos en las 96 estaciones, que se dividen en las seis zonas operacionales y 10 distritos”, informó Collazo al reconocer que es una plantilla “pequeña” para todas las regiones que abarcan. “Nosotros tenemos un déficit de 450 bomberos”.

Señaló que “el compromiso del gobernador Pedro Pierluisi es trabajar con esta situación y con el mejoramiento de las condiciones (de los bomberos)”. 

Por lo pronto, entiende que retomar las academias para preparar bomberos ayudará en el reclutamiento y el otro asunto es el de presupuesto. La agencia opera con un presupuesto de $70 millones.

Desde 2016, el gobierno no realiza una academia para reclutar bomberos, algo que podrían retomar a partir del 17 de mayo. “La idea es hacer academias de 150 bomberos anuales”, indicó. 

Sobre la situación ocurrida en Trujillo Alto, Collazo afirmó que “eso no debería suceder” y dijo que “lo óptimo es que hayan de tres a cuatro bomberos por turno, pero siendo realistas y con los recursos que tenemos a la mano, el objetivo es que al menos hayan dos”. 

La zona metropolitana, mencionó, es una de las más afectadas por la falta de bomberos. “Puerto Nuevo tiene una estación con nueve bomberos. Hay que añadirle por lo menos cinco adicionales para que al menos tengan dos por turno”, destacó el funcionario. 

Por su parte, Tirado estima que la necesidad de bomberos es mayor, ya que siempre hay algunos que están en licencia por el Fondo, licencia sin sueldo y otros de vacaciones regulares. “Cuando sacas cuentas, podemos decir que quedan como 800 bomberos ofreciéndole servicios a Puerto Rico en los cuatro turnos”, sostuvo Tirado. “Hay estaciones en las que, en un mismo turno, pueden haber uno o dos bomberos. Y eso es una falta de respeto del gobierno hacia el País, hacia la seguridad de los ciudadanos”. 

Indicó que los turnos operan de 7:00 a.m. a 3:00 p.m.; de 3:00 p.m. a 11:00 p.m., y de 11:00 p.m. a 7:00 a.m. Pendientes de llamados (“on call”) se quedan los que están en su periodo de descanso. 

Preocupa la incidencia de fuegos

Frente a la situación de mayor necesidad de bomberos, la situación llama la atención ante el incremento en incendios forestales, que ya superan los del pasado año a la misma fecha, y se acerca el verano cuando suele haber temperaturas más altas y menos lluvia.

De acuerdo con estadísticas oficiales del Cuerpo de Bomberos, entre el 1 de enero y el 5 de mayo de 2021 se han registrado 2,887 incendios forestales en Puerto Rico. Para el mismo periodo el año pasado hubo 1,346 casos.

En el renglón general de incendios, que cubre todo lo demás que no es forestal, entre el 1 de enero y el 5 de mayo de 2021 hubo 2,218 casos, y para igual fecha en 2020 llegaron a 2,448.

De hecho, Lee Vanessa Feliciano, ejecutiva regional de la Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico, llamó la atención esta semana para que las personas tomen medidas preventivas, ya que los fuegos son los desastres que más atiende la entidad a nivel local. Dijo que prestan asistencia a cerca de 230 personas afectadas por incendios al año, lo cual estima un número significativo.

La Cruz Roja desarrolla campañas de educación para prevenir incendios y recomienda que en el caso de los hogares se instalen detectores de humo. Se informó que muchas personas desconocen que tienen solamente menos de dos minutos para salir de un hogar en llamas.   

Renuevan la flota de camiones y equipo 

Además de la necesidad de personal, otro de los aspectos más críticos para los bomberos es la flota de camiones bomba; muchos de estos vehículos tienen más de 20 años de uso, cuando deben ser renovados cada cinco años, mencionó Tirado. 

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) asignó alrededor de $5.7 millones al Cuerpo de Bomberos para renovar dicha flota, según se anunció a finales del pasado año. 

“Ya hemos tenido la oportunidad de entregar camiones bomba de Juana Díaz, Cataño, Orocovis, Manatí y Quebradillas. Y la entrega continuará hasta renovar toda la flota”, señaló Collazo, y expresó que “estamos trabajando con muchos retos, pero estamos encaminados”. 

También dijo reconocer los reclamos de mejoras salariales, ya que el sueldo base ronda los $1,500 y “la meta es de al menos llegar a $2,200 al mes”, que también puede ser más atractivo para que otras personas quieran realizar el trabajo.

En el nuevo presupuesto recomendado, el gobernador consignó (para aprobación de la Junta de Control Fiscal), $880 millones para mejorar salarios de los policías y los bomberos, entre otro personal.

Medidas legislativas a favor de los bomberos

En la actualidad, hay varias medidas pendientes a favor de los bomberos en la Asamblea Legislativa, pero ninguna atiende el tema de la necesidad de más personal o presupuesto.

“Aquí hay varias cosas que estamos buscando hacer”, comentó el presidente cameral Rafael “Tatito” Hernández a EL VOCERO.

Una de las medidas es para derogar la Ley 20-2017 que creó el Departamento de Seguridad Pública (DSP), bajo cuya sombrilla está el Cuerpo de Bomberos. “Hay varios procesos corriendo relacionados a la seguridad del País, una de las más críticas es sacar a estas agencias del DSP”, adelantó. 

“La segunda parte que tenemos en agenda es cómo este componente puede tener una comunicación más directa con las autoridades federales, como con FEMA y eliminar la burocracia”, indicó Hernández. 

Otra pieza legislativa pendiente busca investigar el estado de las estructuras físicas de las estaciones de bomberos.

Según Tirado, algunas de las estaciones que están en condiciones inadecuadas son las de Cabo Rojo, Jayuya, Guayanilla y Carolina. Habló de problemas de humedad, filtraciones, así como baños y acondicionadores de aire dañados, entre otras.

Periodista y asistente en Mesa de Información.