José Vargas Vidot

José Vargas Vidot, senador independiente.

El senador independiente José Vargas Vidot aseguró que no dejará morir la idea ni el concepto del proyecto legislativo que fue derrotado en la Comisión de Iniciativas Comunitarias y Salud Mental y que perseguía prohibir las terapias de conversión, que alegan sirven para cambiar la orientación sexual, de los menores de edad en Puerto Rico.

A su vez, destacó que la oportunidad de que esa pieza legislativa fuera a votación en el hemiciclo estaba en manos del Partido Popular Democrático (PPD) y señaló que se llegó a comunicar con los senadores miembros de la comisión que no votaron, y que “nadie me contestó”.

“Seguiré defendiendo la niñez a brazo partido contra un obvio maltrato que con un voto en contra de nuestro informe lo que adquiere es legitimidad a las personas que estaban pidiendo que se les permitiera el derecho a maltratar a sus hijos y exponerlos a unas terapias que el mundo entero reconoce como maltrato y tortura”, expresó el también autor del Proyecto del Senado 184 derrotado en comisión por los votos en contra de los senadores del PPD, el Partido Nuevo Progresista (PNP) y de Proyecto Dignidad.

Señaló que el personal de la comisión senatorial lleva más de un mes sometido a “terapia de conversión porque nos han martirizado, insultado y hemos llevado un calvario tan grande”. En esencia, el proyecto senatorial prohibía que profesionales de la salud incurrieran en estas prácticas y las tipificaba como maltrato a menores de edad.

“No voy a permitir nuevamente, precisamente, por la ambigüedad de otras personas de volver a someter nuevamente a mi comisión a un calvario de esa naturaleza. La medida sigue viva porque contrario a cuando se emite un informe negativo y que los senadores y senadoras votan a favor de ese informe pues ahí se cuelga el informe. No obstante, siendo un informe positivo cualquier persona que quisiera levantar esta medida por descargue no está incurriendo en la indecencia de los descargues tradicionales porque tiene un informe positivo de la comisión”, afirmó el senador en entrevista con EL VOCERO.

Se expresó molesto por aquellos senadores del PPD que alegan que no aceptó enmiendas porque, según dijo, las únicas que recibió fueron de parte de las senadoras de la Pava, Gretchen Hau, Migdalia González y Elizabeth Rosa.

“Ellas fueron las únicas personas que de forma valiente presentaron enmiendas y cuanto tuvieron reuniones con doctores en psicología que ni siquiera los envié yo, ellas mismas desistieron de radicarlas, y hasta incluso votaron a favor”, dijo. Igualmente, mencionó que el informe detallaba las enmiendas que propusieron algunos gremios de psicología, y reiteró que la “orientación” de los menores no se consideraba una terapia de conversión.

Esta tarde en una conferencia de prensa, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, dijo a EL VOCERO que hoy llamó a Vargas Vidot, pero que este no le respondió. Dalmau, de hecho, no participó de la votación cuyo resultado fue de ocho votos en contra y siete votos a favor.

“La única llamada que he recibido de Dalmau ha sido hoy y lo puedo decir bajo juramento. Esta mañana estaba yo en medio de una entrevista y por lo tanto no podía contestar. Lo que pasa es que una llamada hoy es tarde y al revés le escribí ayer todavía de cumplir el plazo de cierre de la comisión y le supliqué que emitiera su voto a favor no como un privilegio a mi persona, sino para desempatar el asunto y que el proyecto llegara al hemiciclo”, expresó.

“El proyecto merece llegar al hemiciclo y él mismo (Dalmau) lo ha dicho, pero cómo va a llegar al hemiciclo si él mismo y su delegación lo cuelgan”, agregó.

Reiteró que la votación para que la medida pasara a discusión en el hemiciclo estuvo en manos de los senadores del PPD.

“Él (Dalmau) es una figura de liderato, pero nunca lo figuré desde esa perspectiva. Hay dos elementos que llaman a la acción: Thomas Rivera Schatz que es su contraparte votó como miembro exofficio y el descuadre que forma en la comisión podía desempatarlo él (Dalmau). También le escribí al senador Javier Aponte Dalmau por la deferencia de que es coautor y le advertí que como coautor en este momento el proyecto necesita su voto”, dijo.

No obstante, afirmó que “nadie respondió, pero no puedo obligar a ninguno de los miembros exofficio a que vote”.

“Me parece que lo justo después de una trayectoria tan larga con esta medida, que me ha traído un cansancio espiritual grandísimo, y entendía que por lo menos en defensa al cuerpo podían dar, aunque fuera su voto”, señaló.

La votación en comisión sobre el informe de la medida legislativa se extendió por más de cinco horas. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.