Marially González Huertas

La vicepresidenta del Senado, Marially González Huertas. 

La vicepresidenta del Senado de Puerto Rico, Marially González Huertas, exigió hoy al gobierno de Pedro Pierluisi que no se enfoque solo en los movimientos de los empleados de la Autoridad Energía Eléctrica (AEE), sino que además desarrolle un programa de ayuda psicológica para aquellos que han sido removidos de sus posiciones.

“Tenemos que tener claro que no estamos movilizando maquinaria, estamos movilizando personas, que sienten temor por su futuro, que tienen que separarse de su puesto de trabajo, de sus beneficios adquiridos, que pierden a sus compañeros y que se quedan sin el orgullo de ofrecer servicio a través de la AEE”, expresó la senadora del Distrito de Ponce.

González Huertas aseguró que decenas de personas se han acercado para expresar su sentir en torno al contrato de LUMA Energy y al estado de ánimo referente al movimiento a diversas agencias gubernamentales, en algunos casos a plazas inexistentes o lugares inoperantes.

La senadora enfatizó, luego que trascendiera la muerte por estrés de un trabajador desplazado de la corporación pública, que no se puede mirar esta situación de forma superficial porque existen muchos factores que imposibilitan que los empleados de la AEE puedan estar en buen estado mental.

“Lo primero que debe hacer el Gobierno de Puerto Rico a nivel ejecutivo es brindarle herramientas y oportunidades a los empleados para que puedan desarrollarse. Al día de hoy hay empleados que ni tan siquiera recibieron oferta de empleo de LUMA Energy, más sin embargo, los trasladaron a posiciones que ni existían en distintas agencias del Gobierno”, dijo.

La senadora González Huertas pidió empatía, y dijo que no todo en este país debe estar basado en el tema económico, ya que, para poder tener mejores empleados, primero los empleados deben sentirse bien con el patrono y en este caso el patrono es el Gobierno de Puerto Rico y los han tratado de la peor manera.

“No podemos esperar otra muerte de un empleado de la AEE por el estrés que les ha causado todo este proceso para que se den cuenta de la necesidad que hay de ofrecer ayuda psicológica y apoyo moral en medio de este proceso tan atropellado”, alertó González Huertas.