Elmer Román

El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román.

La Junta Federal de Control Fiscal autorizó que el Departamento de Seguridad Pública (DSP) utilice $1.3 millones de ahorros hechos en la nómina del Negociado de la Policía para procesar los más de 2,500 “rape kits” acumulados desde el 2001 en el Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

Así lo informó ayer el secretario del DSP, Elmer Román, en conferencia de prensa en La Fortaleza.

El dinero, según explicó, permitirá que el martes se firmen contratos con los laboratorios Bode y Marshall University en Virginia, que tendrán la responsabilidad de procesar las pruebas que se realizan a víctimas de agresión sexual.

“Me llegó la certificación y aprobación de la junta para los fondos 2020 que vamos a utilizar para la firma del contrato que debería estar listo para martes y se puede comenzar a procesar esos ‘rape kits’ que tenemos aquí en Puerto Rico”, expresó.

El funcionario detalló que a los $1.3 millones se sumarán a otros $2 millones de una subvención que se logró a través de la Oficina del Fiscal de Distrito de Nueva York para costear el procesamiento de estos análisis.

Dijo que una vez se concrete el contrato, el laboratorio Bode vendrá a Puerto Rico a llevarse los “rape kits” para analizarlos. Posteriormente, el laboratorio de Marshall University se encargará de validar los resultados.

“Haré presupuesto para el año 2020-2021 para también poder procesar aquellos casos que sean prospectivos. Es importante que se atiendan los ‘kits’ del pasado, pero también tengo que programar para los potenciales que puedan venir. En el 2019 ya tenemos cerca de 80 casos y de igual manera será en el 2020 para asegurar que estamos cubiertos”, señaló.

Román detalló que atender los sobre 2,500 “rape kits” acumulados podría tardarse dos años. Los laboratorios, según dijo, analizarán entre 50 a 100 pruebas mensuales. “Quiero recalcar que el FBI asumió jurisdicción de siete casos de menores y que ellos estarán analizando”, mencionó.

Revisarán el plan catastrófico

Por otro lado, el secretario abordó el tema del paso cercano del huracán Dorian y anticipó que en los próximos 15 días el DSP tendrá una nueva revisión del Plan Operacional Conjunto para Incidentes Catastróficos de Puerto Rico.

“Muchas de las preocupaciones es que muchos refugios no tienen generadores. En la Isla ningún refugio —antes de María al menos— tenía generador. La pregunta, a manera de nosotros seguir trabajando un plan, es si deberíamos tener un generador para cada refugio. Eso es parte del análisis que tenemos que hacer”, sostuvo.

Otro elemento que analizarán, por ejemplo, es si los municipios deben hacerse responsables de administrar los refugios. “Este es el tipo de análisis y discusión que tenemos que tener entre el gobierno central y los municipios para llegar a una conclusión antes de que venga una emergencia”, señaló.

Dijo que para este proceso de análisis solicitó ayuda de las agencias y de los alcaldes. Otros temas a considerar como parte de la revisión son los servicios a nivel de agencia, distribución de recursos y la necesidad de generadores. “El plan es un plan vivo y flexible, pero tenemos que asegurarnos que estén integrados los planes de las agencias”, expresó.

Adelantó que el próximo martes el comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias (Nmead), Carlos Acevedo, se reunirá con algunos jefes de agencia para identificar dónde hay que hacer ajustes.

También programarán reuniones con alcaldes a nivel de regiones.