Keren Riquelme

Riquelme compartió con el presidente de la CEE, Juan E. Dávila, durante el sorteo de las posiciones en la papeleta para la elección especial del 10 de noviembre de 2019. 

La candidatura de la profesora universitaria y miembro del Partido Nuevo Progresista (PNP), Keren Riquelme, de cara la elección especial del 9 de agosto para ocupar la vacante del exsenador Larry Seilhamer sigue en pie.

En entrevista con EL VOCERO, Riquelme- quien también es candidata primarista a senadora por acumulación- indicó que la silla senatorial debe ocuparse a pesar de que la elección especial será tiempo después del último día de sesión, hasta el momento, pautado para el 30 de junio.

La profesora fue la tercera en obtener la mayor cantidad de votos en la elección especial del pasado 10 de noviembre para llenar las vacantes de las exsenadoras Zoé Laboy Alvarado y Margarita Nolasco. Mientras que la cuarta posición la ocupó el sargento Gregorio Matías, quien juramentó ayer al cargo de senador por acumulación como sustituto del exsenador Abel Nazario.

Riquelme explicó que se trata de procesos eleccionarios distintos y que aunque Matías ocupó ya el cargo para senador, esta deberá aguardar por la elección especial del PNP para el 9 de agostó. Ese mismo día, según dijo, se celebrarían las primarias en la Isla y aparecería en dos papeletas con números diferentes, lo que podría causar confusión en el elector. “La gente pensó que yo iba el mismo día que Matías, pero no porque son dos procesos diferentes. Hay personas molestas y lo que estoy reclamando al partido es que inicie un proceso educativo”,indicó.

“Es un proceso democrático y no es que ya no estoy en carrera. Yo sí estoy en carrera y entonces soy la única candidata en las primarias del 9 de agosto que estará en dos papeletas. Es una situación que es un reto porque las mujeres no sienten esa representatividad y el escaño vuelve a llenarse nuevamente con un hombre (Matías). Entonces, las mujeres estaban esperando eso y no entienden el proceso”, sostuvo.

Señaló que la elección de Matías para la vacante de Nazario no significa que ella no pueda entrar en el futuro cuando se celebre la elección especial. Contra esta compiten- por la vacante de Seilhamer- los novoprogresistas Wilson Colón y Eugenio Matías Pérez.

“Muchas personas al no entender el proceso quizás entendieron que esa vacante (la de Larry) se iba a llegar con una mujer que es lo que se ha estado esperando desde que Margarita y Zoé salieron del Senado. Entonces, al yo tener más votos que Matías en la elección especial todo el mundo esperaba que se diera por orden y al no darse se abren dos eventos electorales”, sostuvo.

Detalló que dentro del PNP hicieron su consulta legal y determinaron que había que elegir al candidato para la vacante de la misma manera como se eligió el senador saliente, que era con una elección. “Cuando abren la vacante de Larry todavía Abel todavía era senador. Entonces, el PNP abrió esa vacante por unos días para que radiquen. Se abrió por unos días, radicamos y cerró. Nos dieron la fecha de marzo y luego la de abril para la elección, pero se suspendió por el Covid-19. Luego de esto y en medio del coronavirus, sale Abel y empieza el mismo proceso para esa vacante de Abel, pero no podía participar porque estaba aspirando a un puesto similar”, señaló. Luego, el PNP certificó a Matías como el único candidato para la vacante de Nazario y se concretó su juramento en la sesión del jueves.

“No es un puesto simbólico”

De resultar electa en la elección especial de agosto, Riquelme ocuparía el cargo de senadora por cerca de cinco meses y habiendo terminado la última sesión del cuatrienio.

“Aunque termine la sesión los puestos quedan hasta el 31 de diciembre. Ahí se puede hacer extraordinario o ellos han estado hablando de extender la sesión hasta el 30 de agosto, pero eso no se sabe hasta que no sometan legislación. Además, hay otras cosas que se pueden hacer, pero no es un puesto simbólico. Es una silla que s tiene que llenar constitucionalmente”, afirmó.

Explicó que le hubiese gustado convertirse en senadora desde marzo, fecha en que originalmente se habían establecido los elecciones especiales del PNP para ocupar la vacante de Seilhamer.

“Así son los procesos y uno tiene que ajustarse. Lo he llevado con mucha paciencia, diversificándose en esta pandemia y haciendo cosas porque mi servicio no depende de una silla. Llevo más de 20 años sirviendo a las comunidades y lo sigo haciendo”, sostuvo.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.