VR-07-18-016LLORONFT.JPEG

7/15/19. San Juan, PR. Entrevista con el secretario de la Gobernacion Ricardo Llerandi, llevada a cabo en La Fortaleza. (Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

Luego de entregar su celular a la División Técnica de Crímenes Cibernéticos del Departamento de Justicia que investiga el polémico chat de Telegram, al secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi, se le quebró la voz al ser cuestionado por la prensa sobre el impacto que ha tenido esta situación con su familia.

“Es un proceso extremadamente difícil a nivel personal y para mi familia. Soy humano, la familia es primero, pero tenemos un compromiso con el servicio público y con el señor gobernador”, respondió Llerandi, a quien se le salieron las lágrimas al ser preguntado sobre cómo ha sido para él esta situación en su carácter personal.

Llerandi fue citado el martes por el Departamento de Justicia para entregar su celular como parte de la pesquisa sobre el chat en el que participaron el gobernador Ricardo Rosselló, el exdirector de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf), Christian Sobrino, el exsecretario de Hacienda Raúl Maldonado y otros funcionarios de la presente administración.

Se queda en su puesto

Reiteró que se mantendrá en su puesto y que nunca le ha planteado al gobernador la posibilidad de dimitir al mismo.

Empero, reconoció que ha hecho sus reflexiones y que se mantiene atento a los reclamos para que Rosselló renuncie a la gobernación.

“Tengo la confianza del gobernador y en estos momentos sobre todo hay reflexiones que hay que hacer y escuchando el sentir del pueblo. Tengo un compromiso continuo con el gobernador y con Puerto Rico y continúo como secretario de la Gobernación. Me mantengo atento. Escucho los reclamos, leo los comentarios de personas que estimo y respeto”, expresó.

A preguntas sobre qué tipo de reflexión, contestó “diaria, antes de cualquier situación con el chat, tengo unos niños, tengo unos planes en el futuro pero, no es nada irregular, es parte del análisis que tengo, siempre pienso en el futuro”.

Ante los insistentes cuestionamientos sobre las exigencias para que Rosselló abandone su cargo, Llerandi reconoció que está consciente de la magnitud de las mismas.

“Pero, como abogado reconozco el ordenamiento jurídico, los procesos que existen y el momento que tienen los ciudadanos para expresar su sentir en las urnas”, acotó.

Llerandi declinó precisar cuáles fueron las preguntas que le formularon los fiscales. Solo se limitó a decir que eran sobre el chat.

Destacó que pudo haberse negado a llevar su móvil, pero que decidió consentir que se le revisara el mismo. “No tengo nada que esconder”, dijo.

Señaló que el chat no estaba en su celular, “fue eliminado”. Precisó que salió del mismo cuando ya no quedaba nadie en el grupo, excepto Maldonado. Empero, no reveló cuándo salió del chat.

Indicó que al trascender los primeros extractos del intercambio de mensajes, cotejó si, en efecto, era legítimo. Mencionó que la entrevista duró poco más de una hora.

De otra parte, el exasesor legal del gobernador, Alfonso Orona, compareció a través de su abogado, quien solicitó tiempo adicional para entregar su móvil.

Se espera que durante el resto de la semana continúen compareciendo a Justicia los integrantes del chat.

Personal de comunicaciones no ofreció detalles sobre si Rosselló tendrá que acudir personalmente a Justicia, ni cómo se hará con el cabildero Elías Sánchez, quien reside en Miami.