vieques
El alcalde de Vieques, José A. Corcino Acevedo, se reunirá próximamente con el gobernador Pedro Pierluisi para plantearle sus necesidades. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO 

VIEQUES — En el tercer día desde que juramentó como alcalde de esta isla municipio, José A. Corcino Acevedo se ha encargado de tocar la puerta que por años —como residente— ha visto que no se abre. Y sabe que cuando han respondido, al final la ayuda y la solución para las necesidades no se han concretado.

La disponibilidad de un transporte que permita la movilidad para acceder a servicios esenciales —sobre todo los de salud— no es una realidad aún, aunque ya se anunció la alianza público privada para operar las lanchas. Además, las lanchas en Vieques son fundamentales para generar actividad económica, afirmó el ejecutivo municipal en entrevista con EL VOCERO.

Corcino Acevedo expresó que eran pocas las oportunidades de empleo y ahora son menos, debido a las restricciones por la pandemia del Covid-19 que prácticamente ha sepultado el turismo, la principal actividad económica de Vieques.

Según explicó, el alcalde del gobernante Partido Nuevo Progresista, se reunirá con el gobernador Pedro Pierluisi y con funcionarios de la Autoridad de los Puertos, para que se aceleren los cambios en el servicio de lanchas. También busca reunirse con HMS Ferries, la empresa seleccionada para operarlas.

“Covid-19 & Vieques. No hay un hospital. Casos críticos serán atendidos en la Isla Grande. Protejámonos todos siguiendo las reglas obligatorias: utiliza la mascarilla, mantén la distancia, desinfecta. Nuestra casa, nuestras reglas”, se lee en un letrero que le da la bienvenida a todos los que llegan a la isla municipio, sean residentes o los pocos turistas locales y extranjeros que pisan tierra. Este aviso retrata una parte de los problemas que enfrentan día a día los puertorriqueños que viven en Vieques.

Corcino Acevedo dijo que es el primero en reconocer la necesidad de sus compueblanos y opinó que “las islas de Vieques y Culebra estamos aparte y no tenemos los beneficios de los demás”. Informó que hay una sola lancha de carga para moverse entre las islas municipio y la isla grande. “Aquí llega la noche y ya estamos incomunicados”, indicó.

Ayer el alcalde participó en una campaña de vacunación contra el Covid-19 junto al Departamento de Salud, la Guardia Nacional y entidades privadas, para la que les dieron prioridad. Espera esa sea la tónica en la atención a las necesidades de su pueblo por parte del nuevo gobierno con su llegada a la alcaldía.

“Lo que se nos está quedando es un pueblo con gente mayor y los niños. Aquí los más jóvenes se han ido. Primero después del huracán María, y ahora con la pandemia hay menos trabajo. En estos días cerró la única fábrica que quedaba y empleaba a 45 personas. No hay empleo”, relató el ejecutivo municipal.

La ausencia de turistas, y en la cantidad que puede ser rentable para el municipio, no tiene comparación, advirtió. “La isla mayormente depende del turismo y la pandemia ha afectado mucho más a la economía local. El golpe del huracán María fue desastroso. Cerró el hotel W, se perdió mucha mano de obra de jóvenes que se marcharon y ahora lo del Covid ha sido fatal”.

Aseguró que tiene “un compromiso serio con el gobernador Pierluisi y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, para que “se puedan arreglar estos problemas que tenemos”.

Por ahora no han tenido contestación del privatizador del servicio de lanchas, al que pidió una reunión en los pasados días. “Lo que quiero es llevarles las inquietudes de los viequenses. Es una compañía norteamericana que no conoce nuestras necesidades y tienen que auscultar con la comunidad lo que necesitamos nosotros”, expresó.

En noviembre pasado la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas (AAPP) informó la selección de la empresa norteamericana HMS Ferries para la operación y el mantenimiento del transporte marítimo entre Vieques, Culebra y Ceiba, así como el de San Juan y Cataño. Se trata de un contrato para manejar los activos de la Autoridad de Trasporte Marítimo (ATM) por los próximos 23 años.

Hablan los residentes

Ayer, mientras esperaban a ser vacunados, este medio conversó con viequenses que no vacilaron en contar las necesidades que tienen y la urgencia de que el nuevo gobierno cumpla y no ocurra lo mismo que en el pasado.

Describieron la situación diaria como una agonía, pues hasta para comprar zapatos o ropa precisan de un transporte que no es eficiente.

Como en el pasado cuatrienio se cambió la ruta para llegar a la isla grande —antes viajaban a través de Fajardo y ahora es Ceiba— algunos residentes lo consideran más difícil para realizar sus diligencias.

“Antes en Fajardo podíamos hacer todo a pie. Íbamos a las citas, los estudiantes caminaban a la universidad, pero ahora todo ha cambiado. Hasta se gasta más dinero en transportación porque el tramo para salir de Roosevelt Roads (Ceiba) es más largo”, detalló una residente, quien prefirió no identificarse.

Por su parte, Frances Colón — también residente— expresó que estaba contenta con la llegada de las vacunas a Vieques, porque considera que siempre tienen a los viequenses en el olvido. “Yo creo que sí, que estamos contentos (con el proceso de vacunación) porque muchas veces a Vieques lo tienen en el olvido y al ser uno de los primeros municipios que se nos ha tomado en cuenta, pues estamos bien contentos”, expresó Colón, quien al igual que el alcalde espera que se les dé prioridad en este cuatrienio.

Para Héctor Pérez, el proceso de vacunación fue una buena idea porque “como no tenemos hospitales, la situación es difícil”. Precisamente, ayer el secretario del Departamento de Salud (DS), Carlos Mellado, reconoció que se decidió hacer la primera fase de vacunación en las islas municipio de Vieques y Culebra debido a la falta de acceso a servicios de salud, vacunación y pruebas de detección de Covid-19.

En precario las finanzas públicas

En lo que se formalizan las reuniones con el gobierno y comienzan los primeros cambios en el municipio, el alcalde adelantó a este medio que realizarán una auditoria forense de las finanzas municipales, ya que entiende no están claras. “Las condiciones en que dejaron el municipio es fuerte; no tenemos dinero, está por determinarse el déficit y ver cuánto dinero y deudas realmente hay”, expresó.