Wanda Vázquez

La gobernadora Wanda Vázquez. 

La gobernadora Wanda Vázquez Garced ofreció ayer su primer mensaje televisado para endosar el plan fiscal presentado por la Junta Federal de Control Fiscal y defender los recortes a las pensiones incluidos en la propuesta renegociación de la deuda que ahora irá ante la consideración del Tribunal federal.

Sentada en el despacho de La Fortaleza, la gobernadora Vázquez Garced dijo que su endoso no responde a “encuestas” ni a una búsqueda de votos.

“Estoy convencida que la mejor alternativa en esta encrucijada es considerar la aprobación del plan de ajuste fiscal que ha sido presentado hoy (ayer) por la junta. Mi evaluación de esta situación no está regida por encuestas o por cálculos para ganar popularidad o el mayor número de votos”, dijo la primera mandataria.

“El único interés ha sido hacer un análisis objetivo y cuidadoso de cuáles son realmente los mejores intereses de los pensionados en Puerto Rico”, puntualizó.

A reestructuración $35,000 millones

El plan de ajuste presentado por la Junta Federal de Control Fiscal busca reestructurar $35,000 millones de la deuda, así como reclamaciones del gobierno, la Autoridad de Edificios Públicos y el Sistema de Retiro de Empleados. Atiende además $50,000 millones en obligaciones de pensiones.

La reducción a las obligaciones del gobierno es de 60%, produciendo que se reduzcan a $12,000 millones, según figura en la propuesta del ente fiscal.

En línea comités de retirados

Este plan se basa en acuerdos entre la junta y grupos como el Comité Oficial de Empleados Retirados del Gobierno (COR), cuyos representantes esta semana se reunieron con la gobernadora para pedirle su endoso al plan.

Hay acuerdos además con la Coalición de Deuda Constitucional Legal y el Grupo de Tenedores de Notas QTCB y los Servidores Públicos Unidos del Consejo 95 de Puerto Rico.

Histórico ajuste de las obligaciones

Este plan, presentado ayer, implica una modificación de deuda histórica para la Isla.

“No podemos seguir atascados en la quiebra por muchos años más. Y, al igual que tú, quiero que la Junta de Supervisión Fiscal termine sus trabajos lo antes posible. Estoy confiada que al final de este proceso, Puerto Rico obtendrá nuevamente su autonomía fiscal y encaminará en la ruta de la recuperación económica”, dijo Vázquez Garced.

La gobernadora comenzó su mensaje diciendo que ella, como empleada pública, también será pensionada. Repitió esto en varias ocasiones para indicar que la decisión “no fue fácil”, pero insistió en que es la mejor opción para reducir la deuda y evitar la amenaza de una reducción de 25% a las pensiones.

“Dependeré de mi pensión para vivir”

“Yo soy servidora pública y, como tú, pensionado, dependeré de mi pensión para vivir una vez me retire”, dijo.

“La decisión que tenemos que tomar se reduce a lo siguiente: respetamos el acuerdo del Comité de Retirados con la junta que reduce las pensiones en un 8.5% o nos arriesgamos a un recorte de 25% en las pensiones. Igualmente nos arriesgamos a perder la oportunidad de reestructurar más de $35,000 millones y salir de una vez por todas de la quiebra”.

“Décadas de mala administración”

Vázquez adjudicó la quiebra de Puerto Rico a “décadas de mala administración, la recesión económica y el impago de la deuda”.