Tras los estragos ocasionados por el huracán María en el Estuario de la Bahía de San Juan, el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ) ya comenzó a redoblar esfuerzos para devolverle la salud a su ecosistema y restablecer sus servicios económicos.

El Estuario es un amplio llano costero donde las aguas dulces de varios ríos convergen con el agua salada de mar, por lo que ofrece alimento y refugio a 160 especies de aves, 124 especies de peces, 300 especies de plantas de humedal, 19 especies de anfibios y reptiles y 17 plantas y 8 animales en peligro de extinción.  Además, alrededor de sus aguas circundan decenas de comunidades que se ven afectadas directamente por esos cuerpos por lo que bajo el lema “Estuario Revive”, el PEBSJ delineó un plan para emplearse durante los próximos tres meses con el que pretenden monitorear la calidad del agua, reforestar las áreas y apoyar a esas comunidades aledañas que fueron fuertemente impactadas.

La directora ejecutiva del programa, Brenda Torres Barreto, explicó que luego de una evaluación preliminar sobre el impacto que tuvo el huracán María en el sistema, decidieron enfocarse agresivamente en el monitoreo semanal de la calidad de las aguas, remoción de escombros que se encuentran tapando el alcantarillado y apoyo comunitario de manera innovadora.

“El estuario, a través de sus mangles, ciénagas y canales, fue la primera línea de defensa en el área metropolitana ante este terrible huracán. Logró mitigar el impacto a las comunidades aledañas a los cuerpos de agua que componen el estuario. Sin embargo, su lucha tuvo un costo y nos toca devolverle su grandeza”, comentó Torres al tiempo que invitó a la ciudadanía a unirse a los esfuerzos.

Ante el colapso de la infraestructura sanitaria y los alcantarillados, los ríos, lagunas, y la bahía fueron impactadas negativamente, por lo que el PEBSJ trabajará para restablecer la salud de los cuerpos de agua del Estuario incrementando y extendiendo los esfuerzos de monitoreo de la calidad de las aguas. Este monitoreo no solo informa sobre el progreso de los esfuerzos, sino al público sobre la disponibilidad de los cuerpos de agua para el uso recreativo.

El estudio arrojó que existe un alto nivel de enterococos en algunos sectores. Por esta razón, se recomienda evitar contacto directo con el agua de estos cuerpos, hasta tanto estos valores disminuyan y cumplan con el Reglamento de Calidad de Agua para Puerto Rico, establecido por la Junta de Calidad Ambiental (JCA).

De igual forma, estarán sembrando árboles y plantas que detengan la erosión en los ríos y las quebradas para así proteger de la sedimentación, trabajarán para restaurar los bosques de mangle afectados y sembrarán manglares en zonas desprovistas y expuestas a inundaciones y vientos extremos.

Además, estarán organizando brigadas de voluntarios para apoyar en las gestiones de revitalización comunitaria. “Invitamos al público a unirse a estos esfuerzos, puesto que requieren de muchas manos y de apoyo económico para costear estos servicios de gran importancia para revivir el estuario de manera sustentable”, comentó la directora ejecutiva.

“Para realizar estos trabajos hemos creado un fondo especial para que todos puedan aportar y ser parte de la solución. En estas regiones estaremos movilizando maquinaria pesada y el impacto sería de aproximadamente $100,000. Por esta razón, necesitamos el apoyo de compañías, entes privados y de la ciudadanía”, añadió Torres. 

En cuanto al manejo de escombros el Programa anunció que las próximas áreas de limpieza serán el distrito del Caño de Barrio Obrero en San Juan; Barrio Caimito en San Juan; Comunidad de Juana Matos en Cataño; Loíza Aldea en Loíza. Igualmente, estarán reactivando Cine Estuario en colaboración con el Instituto de Cultura de Puerto Rico. Las fechas y lugares estarán colocándose en las páginas de medios sociales de ambas entidades.

El Estuario de la Bahía de San Juan es uno de los ecosistemas más importantes de Puerto Rico y es el único estuario tropical que pertenece al Programa Nacional de Estuarios (NEP por sus siglas en inglés) de la Agencia Protectora del Medioambiente (EPA por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos y se extiende a lo largo de 8 municipios de la zona metropolitana.

Si desea realizar un donativo puede efectuarlo a través de la cuenta del Banco Popular #030-69770 o mediante cheque a nombre de la Corporación para la Conservación del Estuario de la Bahía de San Juan y enviarlo al POBOX 9509, San Juan, PR 00908-9509.  Para unirse como voluntario puede contactarnos a través de nuestra página de Facebook: Estuario de San Juan o escribirnos a voluntarios@estuario.org.

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.