Condenan a joven en Hong Kong por portar apuntador láser

ARCHIVO - En imagen de archivo del 7 de agosto de 2019, cientos de manifestantes usar apuntadores láser durante una marcha en Hong Kong.

HONG KONG — Una corte de Hong Kong determinó el jueves que un apuntador láser portado por un adolescente es un arma, lo que representa una enérgica postura del poder judicial luego de meses de protestas antigubernamentales en el territorio chino semiautónomo, al tiempo que un legislador advirtió que el fallo podría abrir la puerta a más acusaciones a manifestantes.

La televisora local RTHK informó que una corte halló culpable al estudiante de 16 años de posesión del apuntador láser y un paraguas modificado -ambos artículos considerados armas. Los artículos fueron encontrados en su bolso, junto con un casco y otro equipo de protección personal utilizado por los manifestantes, al momento de ser detenido el 21 de septiembre cerca del lugar desde donde partiría una marcha a favor de reformas por la democracia.

La televisora reportó que la corte determinó que el menor de edad tenía la intención de usar el apuntador láser para causar daño a los policías apuntando a sus ojos. El adolescente permanecerá detenido hasta el 25 de noviembre, cuando sea dictada su sentencia.

Si bien el uso de apuntadores láser ha desatado polémica antes, el legislador James To dijo que el fallo de la corte es el primero en designar la herramienta como arma desde que las protestas estallaron en junio. La decisión refleja una postura más enérgica de los tribunales, que han sido acusados de ser demasiado tolerantes con los manifestantes.

To, que también es abogado, dijo que la evidencia era débil dado que el adolescente solamente portaba el apuntador láser en su bolso y no lo estaba usando al momento de su arresto.a

"No pienso que sea una sentencia justa y podría llevar a abuso policial en acusaciones de posesión de apuntadores láser sin evidencia sólida de que haya la intención de lastimar a personas", afirmó a The Associated Press. "Este caso además puede sentar un precedente y llevar a que más personas enfrenten cargos por portar objetos ordinarios como apuntadores láser y paraguas".

El delito conlleva una pena de hasta tres años de prisión, pero To dijo que la corte podría imponer una sentencia menor, como libertad condicional o servicio comunitario, siendo el acusado un menor de edad.