sol

El efecto pudo ser apreciado desde la isla Caja de Muertos, al sur de la costa de Ponce. (Suministrada)

Un llamativo efecto óptico en la atmósfera se pudo apreciar en la tarde de ayer, miércoles, desde varias zonas de la isla. El mismo parecía ocasionar que el Sol se viera acompañado de otras dos estrellas de su tipo en cada extremo.

“Se trató de un halo solar tipo parhelio o ‘sundog’ y es ocasionado por la presencia de una fina capa de nubes cirrus tan altas que contienen diminutos cristales de hielo que actúan como prismas, refractando la luz solar”, explicó la Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC).

Agrega que eso, combinado a la ubicación del Sol algo cerca del horizonte, “permitió apreciar la refracción o proyección de luz hacia los lados de tal forma que la luz solar parece repetirse de forma intensa a cierta distancia a cada lado, y a la misma altura aparente del Sol”.

Wanda Conde Silva, una astrofotógrafa de la SAC, se encontraba en la isla Caja de Muertos, al sur de la costa de Ponce, cuando el fenómeno atmosférico se manifestó en los cielos, por lo que no perdió la oportunidad de captar imágenes del curioso avistamiento.

Cuando se observa este efecto óptico, los aparentes parchos de luz o zonas brillantes que aparecen a cada lado se ubican a aproximadamente a unos 22 grados separados del Sol.

Aunque puede verse algo alto en el cielo, el efecto es más notable cuando el Sol se encuentra cercano al horizonte. Precisamente por la cercanía al horizonte, el curioso fenómeno solo es visible durante unos pocos minutos, aunque otros tipos de “halos” se pueden apreciar incluso durante varias horas.