Pintura super blanca

El profesor Xiulin Ruan de la Universidad de Purdue sostiene una muestra de la pintura súper blanca. (Suministrada)

Investigadores de la Universidad de Purdue han logrado crear una pintura tan pero tan blanca que serviría para enfriar los edificios y reducir así la necesidad de instalar aires acondicionados.

Las pinturas blancas reflectantes que se comercializan actualmente reflejan entre el 80 y 90% de la luz solar y absorben la luz ultravioleta, por lo que no pueden enfriar las superficies adecuadamente. Sin embargo, la pintura súper blanca de los investigadores de Purdue sí puede enfriar los edificios, ya que refleja más del 98% de la luz solar. El resumen del estudio se acaba de publicar en la revista ACS Applied Materials & Interfaces.

En sus pruebas, los ingenieros utilizaron equipos de lectura de temperatura extremadamente precisos para comprobar la eficacia de su pintura. Los resultados fueron los siguientes:

La pintura puede mantener las superficies 19 grados Fahrenheit más frías que su entorno durante la noche. También puede enfriar las superficies 8 grados Fahrenheit por debajo de su entorno bajo una fuerte luz solar durante el mediodía.

La reflectancia solar de la pintura es tan eficaz que incluso funciona en pleno invierno.

Durante una prueba en exteriores con una temperatura ambiente de 43 grados Fahrenheit, la pintura consiguió reducir la temperatura de la muestra en 18 grados Fahrenheit.

¿Pero cómo funciona?

En primer lugar, la diferencia con otras pinturas es que se utilizó sulfato de bario como pigmento que, contrario al pigmento de dióxido de titanio convencional, no absorbe la luz ultravioleta. El sulfato de bario se usa habitualmente en la industria de los cosméticos y papelería blanca. En segundo lugar, se utilizó una alta concentración del pigmento: el 60%.

En tercer lugar, las partículas del pigmento utilizado varían de tamaño, lo que permite una cobertura de la superficie irregular que -según explican los científicos- hace rebotar aún más la luz. La cantidad de luz que dispersa una partícula depende de su tamaño.

El profesor Xiulin Ruan, catedrático de ingeniería mecánica de la Universidad de Purdue, dijo: ”Nuestra pintura puede contribuir a la lucha contra el calentamiento global ayudando a enfriar la Tierra: ese es el punto de enfriamiento. Al producir el blanco más blanco, la pintura puede reflejar la máxima cantidad de luz solar hacia el espacio”.

"Si se utilizara esta pintura para cubrir una superficie de un techo de unos 1,000 pies cuadrados, calculamos que se podría obtener una potencia de refrigeración de 10 kilovatios", dijo Ruan en un comunicado. "Eso es más potente que los aires acondicionados centrales que utilizan la mayoría de las casas".

Comparativa de la pintura super blanca

Una cámara de rayos infrarrojos muestra cómo una muestra de la pintura ultrablanca (el cuadrado púrpura y oscuro en el centro) enfría un tablero por debajo de la temperatura ambiente, algo que no consiguen las pinturas comerciales que "rechazan el calor". (Universidad de Purdue/Joseph Peoples) 

Los ingenieros creen que este color blanco extremo puede ser el equivalente más cercano al color negro más negro que se haya desarrollado y que se conoce como el "Vantablack", que absorbe -en vez de reflejar- hasta el 99,9% de la luz visible.

La nueva formulación de la pintura más blanca del mundo refleja hasta el 98.1% de la luz solar -en comparación con el 95,5% de la luz solar reflejada por una pintura ultrablanca creada anteriormente por los mismos investigadores- y al mismo tiempo envía el calor infrarrojo fuera de la superficie.

Los científicos afirman que el costo de la pintura sería similar al de las pinturas blancas actuales, ya que el sulfato de bario es más barato que el dióxido de titanio.

La Universidad de Purdue y el equipo de investigación han solicitado una patente y están trabajando con una gran empresa para sacar la pintura al mercado en uno o dos años.