tormenta de nieve

Google ha tenido que actualizar su herramienta Maps en Rusia, luego de que una persona muriera congelada en un camino abandonado y su acompañante casi corriera con la misma suerte.

De acuerdo con el medio ruso RT, el cuerpo del joven de 18 años fue recuperado tras una búsqueda de una semana. El cadáver se encontraba dentro de un auto cubierto de nieve cerca de Oymyakon, el asentamiento con población permanente más frío del mundo.

Se cree que el radiador del vehículo presentó una falla. Su acompañante logró sobrevivir y fue trasladado a un hospital cercano para ser atendido por congelación.

Google ahora sugiere a sus usuarios tomar una ruta diferente entre las ciudades rusas de Yakutsk y Magadan, al este del país, la cual toma tres horas más, pero evita atravesar por la peligrosa carretera Kolyma.

Dicha vialidad es conocida como “el camino de huesos”, pues fue llevada a cabo mediante la labor forzada de prisioneros, miles de los cuales murieron durante la construcción. Esta carretera ofrecía una ruta más directa al destino de estos jóvenes, a pesar de estar en desuso desde hace años.

Aunque reduce la distancia entre las ciudades de Yakutsk y Magadan a 31 horas en lugar de 34, la falta de servicios y ausencia de tráfico la vuelven extremadamente peligrosa en situaciones de emergencia, particularmente en invierno, cuando las temperaturas alcanzan los -50 grados centígrados.

Cabe destacar que Google Maps es menos popular en Rusia que las tecnologías locales Yandex.Maps y Navigator. Algunos usuarios de redes sociales destacaron que esta situación es prueba de la confiabilidad de las tecnologías rusas sobre Google.

Tags