Avión

BERLÍN — La policía del aeropuerto de Munich se sorprendió al examinar una caja de madera transportada por una pasajera de 74 años, dentro de la cual halló huesos humanos que resultaron ser los del difunto esposo de la mujer, informaron las autoridades el martes.

Funcionarios de aduana, un médico y fiscales determinaron que no se había cometido delito, informó la agencia noticiosa alemana dpa.

Interrogadas por la policía, la mujer y su hija de 52 años dijeron que regresaban de Grecia a su Armenia natal vía Munich y Kiev.

La madre dijo que su esposo murió en 2008 y fue enterrado en Salónica, Grecia. Ella y su hija resolvieron llevar los restos a Armenia para su entierro final, dijo la policía.

Tras la investigación, las dos mujeres pudieron seguir viaje con los restos en la caja.