¿Antídoto para el confinamiento? Un Picasso en la pared

El cuadro "Naturaleza muerta" de Picasso en la casa de subastas Christie's en París, el martes 19 de mayo de 2020. La pintura será rifada con fines benéficos.

LE PECQ, Francia — ¿Qué tal esto como un antídoto a la tristeza por el coronavirus? Un cuadro de Pablo Picasso en tu propia sala.

Tras una demora de ocho semanas ocasionada por el confinamiento en Francia por el Covid-19, la sucursal de casa de subastas Christie's en París rifará el miércoles “Nature Morte" (“Naturaleza muerta”), un óleo sobre lienzo que Picasso pintó en 1921.

Las ganancias ayudarán a proporcionar agua a zonas rurales en Camerún, Madagascar y Marruecos, una necesidad más básica que nunca para que la gente pueda lavarse y protegerse de la pandemia global.

Los organizadores de la rifa dicen que ya han recaudado 5 millones de euros (5.4 millones de dólares) con la venta de 50,000 boletos a 100 euros (109 dólares) cada uno a través de internet. Su objetivo de ventas era de 200,000 boletos, pero la crisis del coronavirus complicó la tarea.

Por ahora hay compradores de más de 100 países, aunque la mayoría de los boletos se vendieron en Francia, Estados Unidos, Suiza e Italia. En 2013, el ganador de un sorteo similar fue un trabajador de instalaciones contra incendios de 25 años de Pensilvania.

“Espero que esta vez gane, quizá, alguien que viva en otro lugar, por ejemplo América del Sur u Oriente Medio. Solo para diversificar. Está bien que Picasso haya llegado a todo el mundo", dijo David Nahmad, el marchante de arte multimillonario que proporcionó la pintura para la rifa a lo que describió como un precio de liquidación.

En un principio, los organizadores prometieron pagar un millón de euros (1.09 millones de dólares) por la obra, que según Nahmad vale “al menos dos, tres veces” eso. Sin embargo, dijo a The Associated Press en una entrevista esta semana que redujo el precio a 900,000 euros para apoyar la causa.

“Con la pandemia alrededor del mundo y los virus, todos deben mantenerse limpios, y tener agua limpia es tan importante”, señaló Nahmad. “Aprecio a todas las personas que han sido generosas y debido a eso voy a dar una deducción de mi parte, sobre el Picasso, de 100.000 euros para ayudar en este momento difícil particular”.

Los organizadores decidieron pagarle a Nahmad por la pintura en lugar de pedirla como una donación porque confían en que otros coleccionistas o galerías se animarán a desprenderse de otras obras de Picasso para rifas benéficas en el futuro.

Nahmad, uno de los comerciantes de arte más influyentes del mundo, dice que posee cerca de 300 obras del maestro español, la colección más grande en manos privadas. “Nature Morte” es el más pequeño de sus Picasso. La naturaleza muerta, que lleva la firma del artista, muestra un periódico y un vaso de absenta sobre una mesa de madera. Picasso acababa de convertirse en padre, de Paulo, con su primera esposa, la rusa Olga Khokhlova, y estaba a meses de cumplir sus 40 años cuando terminó la pintura en junio de 1921.

Nahmad cree que el artista, fallecido en 1973, habría estado encantado con la idea de que el ganador de la rifa obtenga uno de sus cuadros por 100 euros.

“Él siempre quiso tener un precio razonable, que todo el mundo pudiera permitirse comprar un Picasso”, dijo Nahmad. “Él quería servir de ayuda a todo el mundo”.