Kevin Fret

Fret tenía 24 años al momento de su muerte.

Al cumplirse ayer seis meses del asesinato del intérprete de trap Kevin Fret, el caso sigue sin resolverse y perfila que acabará en alguna gaveta donde están los expedientes de cientos de casos que no han sido esclarecido con el paso de los años.

Entre los últimos avances, las autoridades establecieron que el gatillero apodado Cuate, uno de los presuntos autores del asesinato que ocurrió en la madrugada del 10 de enero en la esquina de la calle Bellevue y la avenida Eduardo Conde, en la vecindad de Villa Palmeres, en Santurce, se encuentra en Estados Unidos.

Recientemente, se circuló datos sobre Cuate como persona de interés en el asesinato de Kevin Fret en los sistemas de información de los distintos cuerpos de policía en Estados Unidos y de agencias federales.

Otro segundo individuo considerado como persona de interés desde hace unos dos meses, tampoco ha sido localizado.

Recientemente, agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan participaron en un operativo donde capturaron con drogas a dos de los integrantes de la narco organización conocida como las FARC, a la que pertenece Cuate. Los individuos quedaron bajo custodia de agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

La Policía había identificado al segundo individuo considerado persona de interés como Cristian Castro González, apodado Cristian Pu, de 30 años y oriundo de Bayamón, quien también es buscado por las autoridades federales.

Kevin Fret comenzaba a despegar artísticamente cuando fue asesinado en momentos que se habían radicado querellas en su contra, que después fueron retiradas, por un supuesto patrón de extorsión a la estrella internacional del trap Juan Carlos Ozuna Rosado, artísticamente Ozuna.

Ozuna se querelló contra Kevin Fret ante las autoridades estatales y federales a mediados de 2018 señalando que estaba siendo extorsionado por el joven de 24 años, que amenazaba con divulgar unos vídeos de carácter sexual. Después desistió de la querella, tras presuntamente pagarle una astronómica suma de dinero.

Los individuos de interés buscados pertenecen a Las FARC, como perteneció Carlos Giovanni Báez Rosa, apodado Tonka, que era uno de sus líderes. Otros miembros de Las FARC asesinaron a Tonka el 2 de agosto de 2017 en el Paseo Lineal, en Cantera a pasos de donde se encontraba Ozuna, que había sido protegido artísticamente. El joven intérprete huyó corriendo, y sostuvo que nunca vio a los asesinos.

Tras el asesinato de Tonka, el control de la organización quedó en manos de Vladimir Natera Abreu, quien sigue fugitivo, después de que fuera detenido en la República Dominicana y dejado en libertad al no tener casos pendientes, en ese momento, en Puerto Rico. Contra Vladimir pesa una orden de arresto al implicársele como uno de los líderes de Las FARC. Los asesinos le robaron el teléfono a Kevin Fret en el que supuestamente guardaba información sobre las presuntas extorsiones y lo desaparecieron.

Cualquier información sobre el paradero de Cuate y Cristian Pu puede comunicarla de forma confidencial al 787 343-2020.