Abel Nazario

El senador Abel Nazario y seis de los acusados por corrupción, se declararon no culpables del cargo de conspiración para cometer robo o extorsión y quedaron en libertad bajo su propio reconocimiento.

Igualmente, Nazario rechazó renunciar a su cargo, pese al pedido del presidente senatorial Thomas Rivera Schatz. "Yo soy inocente y los inocentes no renuncian", sostuvo a su salida del tribunal federal. 

Además de Nazario, Claribel Rodríguez, Heriberto Pagán, Levin Ortiz Vergara, Ramón Martes Negrón, Juan Rosario Núñez y Eric Rondón Rodríguez, comparecieron a la vista inicial, vista de lectura formal de cargos y de fianza ante la magistrada federal Silvia Carreño.

Nazario de 49 años dijo a preguntas de la magistrada que su ocupación es senador; Rodríguez de 53 respondió que tiene una maestría y que se desempeña como subcomisionada de la Policía -no se precisó de dónde- y trabajó como directora de Recursos Humanos del ayuntamiento de Yauco; Pagán de 32 años también posee una maestría en asuntos públicos y trabaja en recursos humanos de la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral de la Niñez (ACUDEN); Ortiz Vergara de 28 años estudió técnico de justicia criminal; Martes Negrón, de 35 años tiene una maestría y trabaja como director de Servicios Integrales en Ciales; Rosario Núñez de 37 años tiene dos años de universidad y trabaja en emergencias médicas en Aguas Buenas y Rondón Rodríguez posee un doctorado en teología y trabaja como emplazados.

La vista de Torres Gutiérrez se llevará a cabo en horas de la tarde.

Por su parte, María Domínguez, quien junto a Edgar Vega y Juan Micheo, integran la defensa de Nazario, cuestionó el hecho de que el ministerio público haya fragmentado la acusación.

La acusación no nos intimida

“Es probable que el gobierno haya fragmentado este caso para tener dos oportunidades para morder la manzana. Si ven la acusación consta la conspiración desde enero de 2014 hasta el 31 de diciembre de 2016 o sea, estamos hablando de hace tres años y mira cuando vinieron a traer este caso. En el escrito de la acusación también habla qu esta información surgió a raíz de entrevistas del municipio que dice que en agosto de 2016 durante una auditoria al municipio hicieron los hallazgos de los empleados irregulares, o sea que hasta agosto de 2016 han pasado más de tres años. Eso le da una idea a uno para que hagan su propio análisis”, afirmó Domínguez.

“Nosotros seguimos convencidos de la inocencia de nuestro cliente, tenemos una defensa robusta con relación al caso de él y obviamente, hay una orden de mordaza y no puedo hacer expresiones relacionadas con ese caso pero, nos sentimos identificados con su inocencia y esta segunda acusación, de ninguna manera nos intimida, ni a nosotros, ni a su equipo de defensa, ni al senador”, agregó.

Domínguez aseguró que su cliente está tranquilo porque “el que no tiene hecha, no tiene sospecha y Abel es un hombre honorable, que sabe que tiene la verdad a su lado, cuenta con el apoyo del pueblo, con el apoyo de sus familiares y amigos”.

Destacó que contra su cliente se emitió una acusación nueva del gran jurado y no se enmendó el pliego del 2018 en donde se le acusó de fraude electrónico. “Quiere decir que quieren dos juicios”, dijo.

Dijo que discutirá con su cliente si se solicitará la consolidación de las dos acusaciones. “Ciertamente, hay otros coacusados en este caso y discutiremos la estrategia colectivamente e individualmente con nuestro cliente y tomando decisiones en los días que se avecinan”, indicó.

Asegura ser inocente

Mientras, Nazario aseguró a la prensa que es inocente del nuevo cargo que se le imputa y que no renunciará a su escaño en el Senado.

“Soy inocente y los inocentes no renuncian…los que tienen miedo sí renuncian”, expresó Nazario a su salida del Tribunal Federal.

Sobre la solicitud de renuncia por parte del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, contestó “es mi amigo y ya hablaremos”.

Al ser cuestionado sobre si le sorprende la postura de Rivera Schatz respondió “estoy saliendo en este momento, cuando escuche las posturas, pues yo puedo contestarlas con mucho gusto”.

Sobre si estaría dispuesto a enfrentar un proceso con vías a su expulsión de la Cámara alta, contestó “El Senado y la Cámara son cuerpos autónomos, ellos tienen la facultad de sacarme del cargo y yo respetaré eso y no voy a renunciar, yo respeto la Constitución y las leyes de Puerto Rico y Estados Unidos, siempre las he respetado. Respeto y valoro el cuerpo del Senado, respeto a mis compañeros y la decisión que ellos tomen, no tengo problema con ello , claro me defenderé”, apuntó.

A preguntas de este medio de que esta nueva acusación le complica su situación legal, respondió que está tranquilo.

Catalogó de “falso” la alegación de la acusación de que no solo uso los fondos para su campaña, sino también para sus compañeros en el Senado.

“Totalmente falso, siempre he mirado de frente, siempre he dicho la verdad fíjate que llevaban un año y medio y solo radican un triste cargo, por favor, tenían el caso perdido”, acotó.

Sobre las alegaciones contra los coacusados dijo “cada cual tiene que asumir su responsabilidad, yo no voy a hablar sobre el caso de ellos, es el mismo cargo para todos”.

En cuanto a si este nuevo caso afecta su trabajo en el Senado, dijo “no se vio afectado por treinta y pico de cargos, menos se va a ver afectado por un cargo”.