Reportan herido de bala en Santurce

El barbero Christian Sánchez Campos se encontraba anoche recortando a su cuñado al pie de las escaleras del primer piso del edificio 1 del residencial San Fernando, cuando llegaron varios sicarios y lo acribillaron a balazos, dejando en la escena 47 casquillos de bala calibre .40.

Aunque en torno a la escena del asesinato 66 que se ha registrado en los 63 días del toque de queda había varias sillas plásticas, latas y botellas de cerveza que evidenciaba que en lugar se encontraba un grupo de vecinos compartiendo a eso de las 8:00 de la noche de ayer, nadie vio.

Ni siquiera el cuñado al que recortaba, identificado por la Policía como Wilfredo García, vio nada.

Cubrieron el cadáver con una sábana y guardaron silencio a la llegada de los agentes.

Sánchez Campos tenía 35 años y era vecino del residencial Vista Hermosa.