Policía, Crimen, Asesinato

>Archivo/EL VOCERO

Un individuo que no ha sido identificado fue ultimado a tiros a las 10:16 de anoche en la carretera PR-854, en la hacienda Macarena, en Toa Baja.

Una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó sobre detonaciones, y al llegar las autoridades encontraron el cuerpo con múltiples impactos de bala.

El occiso fue descrito como de tez blanca, de 35 a 40 años, cabello negro, unos cinco pies y ocho pulgadas de estatura y cerca de 170 libras de peso. Vestía mahón largo y polo negro.

El agente Diego Rivera, de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, y el fiscal Iván De Jesús, asumieron las pesquisas.