Arrestos

Un gran jurado federal acusó a nueve sujetos por traficar armas de fuego, las que eran enviadas a través del servicio postal desde Texas, informó el fiscal federal Stephen Muldrow.

De acuerdo al pliego enmendado, los acusados Kenrick Vargas Castro, Emmanuel Rivera Figueroa, Christopher Shaquille Pérez Álvarez, Kassandra Cruz y Mariam Figueroa Alicea, se dedicaron al negocio de tráfico de armas de fuego sin licencia.

El propósito de la conspiración era enviar armas de fuego desde Texas a la Isla para su distribución con fines lucrativos.

Se alega que Pérez Álvarez compró armas de fuego en Texas y las envió a Puerto Rico donde otros coconspiradores las entregaron a otras personas a cambio de dinero. 

La acusada Figueroa Alicea, también compró armas de fuego en Texas y recibió transferencias de dinero de coconspiradores que eran parte de la organización.

 Entretanto, la acusada Cruz preparó armas de fuego para enviarlas por correo a Puerto Rico y recibió transferencias de dinero relacionadas con estas transacciones.

Los acusados Vargas Castro, Ramos, Kevin Ramos, Leemarie Torres Castro y Julio Torres Castro, enfrentan cargos por utilizar el teléfono y el Correo de Estados Unidos para facilitar el tráfico de armas.

Vargas Castro, Ramos y Torres Castro fueron acusados por conspiración para lavar dinero. Se alega que estos tres transportaron moneda desde los Estados Unidos continentales a Puerto Rico, manteniéndola oculta en el equipaje y transportada a través de aerolíneas comerciales para su entrega en la Isla.

Estos enfrentan una confiscación de $66,291.

Vargas Castro debe entregar al gobierno una pistola Keltec PLR-16, una pistola Aero Precision X-15, 63 balas calibre.300, municiones calibre .45 y 50 cartuchos de municiones calibre .40.

Mientras, que Pérez Alvarez, Figueroa Alicea, deberán entregar nueve pistolas Century Arms Micro Draco, calibre 7.62.

Los acusados se exponen a hasta cinco años de cárcel por la conspiración de tráfico de armas de fuego, 20 años por narcotráfico y 20 por el blanqueo de activos.

“Enjuiciaremos enérgicamente a los involucrados en el tráfico ilegal de drogas y armas de fuego, que posteriormente se utilizan en la comisión de delitos violentos como los tiroteos que hemos visto últimamente en nuestras comunidades”, dijo el fiscal Muldrow.

Mientras, el director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Iván Arvelo, señaló que la acusación y arresto de estas personas envía un mensaje claro a los involucrados en el lavado de dinero.

El caso esta a cargo de los fiscales Jeanette Collazo Ortiz y Jonathan Gottfried, jefe de la sección de Crímenes Violentos y Seguridad Nacional.