Policía Municipal SJ.PNG

Efraín Correa Iglesias. >Suministrada 

El policía municipal de San Juan Efraín Correa Iglesias, fue acusado anoche en dos cargos de agresión sexual contra una bailarina exótica, a quien presuntamente obligó a tener sexo cuando fue a su casa en Hato Rey para citarla por una infracción de tránsito.

Correa Iglesias, de 34 años de edad, con 16 años en la Policía Municipal de San Juan, casado y padre de cuatro niños, fue acusado por el juez Víctor Parés, quien le señaló una fianza de $150 mil, la que gestionaba prestar.

El magistrado de la Sala de Investigaciones de San Juan pautó para el 2 de octubre la vista preliminar.

El agente fue arrestado al mediodía de ayer. Poco después el Municipio de San Juan informó que había sido desarmado y suspendido inmediatamente de empleo.

El comisionado de seguridad de la Capital José Luis Caldero López, adelantó ayer que de producirse las acusaciones la alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto decretaría la expulsión sumaria del agente que prestaba servicios en la Unidad Motorizada.

Presuntamente Correa Iglesias había citado a la joven de 22 años y ella no acudió a la cita. A principios de esta semana el agente fue a la casa a citarla nuevamente y según el relato de la bailarina que trabaja en un conocido club nocturno en Santurce, Correa Iglesias le dijo que el asunto se podía arreglar entre ellos y la agredió sexualmente.

Tras la denuncia de la bailarina, los agentes de Delitos Sexuales del CIC de San Juan y un supervisor de la Policía Municipal comenzaron a buscar al presunto agresor sexual, que es vecino de Trujillo Alto, con quien dieron al mediodía de ayer.

Los investigadores, entre otra evidencia, ocuparon la citación que el agente le llevó a la joven.