MAYAGÜEZ – Christopher (Bala) Rodríguez Rivera, presunto autor del asesinato de la joven madre Ashley Marie Rodríguez Torres, ocurrido en la noche del domingo fue acusado en ausencia en la tarde del lunes de cargos de asesinato en primer grado, portación ilícita de armas, violencia doméstica y maltrato de menores.

La jueza Margarita Gaudier le señaló una fianza de $2 millones 50 mil y emitió órdenes de arresto por los cargos imputados.

Sin embargo, las autoridades no han podido dar con Bala, considerado un individuo extremadamente peligroso.

Las confidencias apuntan a que Bala está buscando a un joven que era amigo de Ashley Marie, de quien estaba celoso, mientras personas allegadas a la víctima buscaban al delincuente para ajusticiarlo.

Los recursos policíacos mantenían una fuerte vigilancia en torno a los caseríos El Carmen, La Candelaria y Kennedy, lugares en los que Bala ha vivido y donde posiblemente algún vecino le dio albergue.

Detrás de los pasos de Bala, además de los agentes, hay otras personas que procuran vengar la muerte de Ashley Marie, según aseveran veteranos agentes de esta ciudad.

El agente Nelson González, de la División de Homicidios del CIC y la fiscal Wandie Camacho tienen a su cargo la investigación.

Rodríguez Rivera cuenta con un historial de casos de asesinatos y se encuentra en probatoria federal por drogas.

La joven compartía con sus tres niños en la sala de su casa en la calle Cupey de las parcelas Castillo, cuando a las 8:48 de la noche llegó Bala, de 28 años, y comenzó a discutir. Un familiar sacó a los niños de la casa y rápidamente se oyeron los disparos.