justicia 1
El designado secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, lució confiado en la vista de nombramiento, que se extendió por más de dos horas. > Fotos: Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

 

 
 

El nombramiento del designado secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli, no enfrentaría mayores objeciones para ser confirmado por el Senado, anticipó el presidente del cuerpo legislativo, José Luis Dalmau.

En la vista sobre su designación, que duró más de dos horas, Emanuelli lució confiado y respondió sin dificultad a las interrogantes de los senadores sin que surgieran confrontaciones.

Las preguntas se concentraron en cómo mejorar la imagen de Justicia, los recursos disponibles, los casos de interés público sin resolver, su posición sobre ciertos procesos judiciales, la posibilidad de que se elimine el Panel sobre el Fiscal Independiente (PFEI), su postura sobre los crímenes de género, el procesamiento criminal de menores, los casos de fraude al programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés) y el “carpeteo cibernético” a estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

“Una vez se termine la vista, se conforma el informe y por lo que veo no ha habido objeción. Ese informe, si baja de forma positiva, tienen los senadores que votar. Eso debe pasar mañana (hoy) o en los próximos días y estaría considerándose en la próxima sesión. El nombramiento del secretario del Departamento de Estado, Larry Seilhamer, será probablemente (atendido en el pleno) este jueves y el del señor Emanuelli será la semana próxima”, informó Dalmau.

justicia 2
El presidente senatorial José Luis Dalmau no prevé objeciones en el cuerpo legislativo para confirmar al nominado.

 

 
 

“Hasta ahora no hay oposición al nombramiento (de Emanuelli). Hay una carta del doctor Enrique Vázquez Quintana, exsecretario de Salud bajo el gobierno de Pedro Rosselló, oponiéndose. Eso formará parte del expediente y los compañeros tomarán decisiones sobre si esa carta impide que se dé un voto o no a favor del nominado”, agregó el líder senatorial.

A preguntas sobre la percepción ciudadana de la agencia, el nominado expuso que persigue resaltar la imagen y llevar el mensaje de que el índice de convicciones va subiendo. “Comencé a visitar todas las divisiones y me percato de que ahora mismo el índice de convicciones está en un 89% en San Juan y en algunas áreas como Mayagüez ronda en 92%. Eso lo que quiere decir es que ese trabajo hay que proyectarlo hacia afuera de la agencia”, expresó.

Destacó, además, que en muchas de las investigaciones de la Fiscalía federal en Puerto Rico “tienen un componente de cooperación del gobierno de Puerto Rico, de fiscales de Puerto Rico, de agentes de la Policía y ese mensaje no se lleva”.

“Por eso es que cuando llego a Justicia le he querido dar un cambio y explicar qué está pasando y hacia dónde vamos”, sostuvo Emanuelli.

Añadió que Justicia tiene 440 fiscales y que eso representa una deficiencia de 51. Mencionó que las 13 regiones en que se divide la agencia tienen “distintas complicaciones y necesidades”.

“En San Juan las facilidades son buenas, pero faltan empleados de apoyo y lo mismo ocurre en Bayamón”, puntualizó.

Indicó que favorece la permanencia de los fiscales en Justicia para que “no estén sujetos al vaivén político”. Actualmente la agencia tiene 1,440 empleados, según Emanuelli. No obstante, ese número puede aumentar porque “hace falta empleomanía y recursos para poder mantenerla”.

“Para eso preparé un plan a corto plazo de los primeros 100 días, que incluye reclutamiento de 27 puestos de abogados transitorios para cubrir una falta inmensa que había en litigios generales”, señaló.

Los abogados, según explicó, se distribuirán en 17 para distritos regionales y 10 para la oficina del procurador general. Informó que en la División de Asesores Legales sumó dos personas para evaluar contratos y servir de enlace con la Legislatura. También la agencia se propone contratar fiscales para la División de Integridad Pública.

Al detalle los crímenes notorios

Al ser cuestionado sobre los casos criminales que llevan años sin resolver —como la desaparición de Rolandito Salas Jusino y la muerte de Lorenzo González Cacho— indicó que “cuando llegué solicité familiarizarme con esos casos”.

Otro caso que lleva más de 40 años sin esclarecerse y que trascendió durante la vista fue el asesinato de Carlos Muñiz Varela, pionero de los viajes del exilio cubano a La Habana y promotor del acercamiento con el gobierno cubano.

“El caso de Carlos Muñiz, cuando llegamos al departamento solicitamos información de ese caso y tan temprano como en febrero nos dieron un informe. Ayer (lunes) nos reunimos nuevamente con el fiscal a cargo de crimen organizado y ese caso está en proceso. Nosotros recibimos el informe de Pedro Berríos, que es el fiscal a cargo de ese caso y estamos contemplando la posibilidad de añadir otro fiscal adicional —si él lo permitiera— para que coopere con él. Eso es un caso de interés para el departamento, conozco el informe y ese caso no está cerrado. Está en proceso y le decimos a sus familiares que nuestras puertas están abiertas para eso”, manifestó.

Los familiares de Muñiz Varela estuvieron en la vista pública y escucharon atentos los planteamientos del nominado.

Emanuelli se comprometió, además, a fortalecer las unidades especializadas en violencia doméstica, maltrato de menores y delitos sexuales como remedio para combatir la violencia de género. Aclaró que esta estrategia incluye a los transgéneros y “todos los géneros”.

No eliminaría el PFEI

Otro elemento que sobresalió de los planteamientos que hizo Emanuelli es que no favorece la eliminación del PFEI como entidad que evalúa el procesamiento de funcionarios, aunque lo dejó a discreción de la Legislatura.

Su respuesta se dio en reacción a un proyecto senatorial para eliminar esa dependencia. “Personalmente favorezco la permanencia del PFEI. Creo que es uno de los mecanismos que más transparencia le puede dar al enjuiciamiento de funcionarios”, sostuvo.

Casos contra universitarios

Emanuelli también dejó entrever que no frenará los casos contra estudiantes de la UPR por los sucesos que han sido catalogados como “carpeteo cibernético”.

“Hay un caso que se está ventilando y la semana que viene va para juicio. No puedo entrar en eso porque entraría en los derechos del acusado y los derechos de las víctimas de este caso”, apuntó.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.