Policía

GUAYAMA – Entre seis a ocho agentes que laboran directa e indirectamente en el polígono de tiro de Guayama, adscrito a la Academia de la Policía, tendrán que someterse a la prueba del polígrafo como parte de la investigación del escalamiento a la bóveda de esa dependencia que ubica en la Comandancia de Área, de donde desconocidos se llevaron esta madrugada 48 armas de fuego y más de 4 mil balas.

Fuentes policiales señalaron que en la Comandancia de Área de Guayama las cámaras de seguridad dejaron de funcionar hace años. La parte en la que ubica la bóveda es oscura y no hay personal que vigile esa área ni el estacionamiento para vehículos oficiales y los ocupados por distintos motivos, siendo frecuente el hurto de piezas.

Guayama es una de las Áreas Policíacas más afectadas por el éxodo de miles de agentes registrados en los últimos años.

Según las fuentes, los ladrones del arsenal conocían el lugar y para cargar tantas armas y municiones tuvieron que entrar a los predios en un vehículo, sin que fueran detectados en la entrada y la salida.

Con las 48 armas, entre ellas 18 rifles de asalto calibre .223. La mayoría de las 4 mil balas robadas son de ese calibre.

Este es el segundo robo a una armería de la Academia de la Policía. El 26 de octubre de 2010 ladrones asaltaron el polígono de Isla de Cabras, en Toa Baja y se llevaron 125 armas, Cuatro personas fueron acusadas en el 2015, entre ellos un exagente que todavía aguarda juicio.

La investigación sigue abierta en torno a exmiembros de la Policía.