USA Social security cards laid on dollar bills

Hace dos meses, un joven de 18 años recibió una llamada fatula del Seguro Social en la que se le notificó que se había reflejado un problema y se le advirtió que si no marcaba unos códigos que le proveerían se exponía a que los federales se lo llevaran arrestado.

Su madre, Daisy Otero, tuvo el presentimiento de que no era una llamada legítima del Seguro Social, por lo que le prohibió a su hijo acceder a los requerimientos.

“No sé si era de un número 1-800 o de un 877. Le dije que no marcara ningún número y procedí a llamar desde el número de la casa y me contestó una muchacha en inglés y yo le digo en inglés que necesitaba hablar con una persona en español. Ella se identificó como que era del Seguro Social y me dijo ‘no tengo a nadie que hable español’ y le dije cómo es posible, porque cuando he llamado al Seguro Social siempre me buscan una persona que me hable en español y cuando le comunico eso, ella lo que hace es que me engancha y ahí terminó todo”, relató Otero a EL VOCERO.

Este intento de timo les ocurre diariamente a miles de personas en Estados Unidos y en la Isla. Sin embargo, en muchos casos no tiene un desenlace como el de Otero, sino que las personas de todas las edades caen víctima de estos timadores, que les roban el número de Seguro Social y su dinero.

El portavoz de prensa del Seguro Social en Puerto Rico, Víctor Rodríguez, alertó a la comunidad sobre este tipo de llamadas fraudulentas que llevan efectuándose durante años y que han aumentado en los últimos meses, a través de números de teléfono que al parecer provienen de fuera de Estados Unidos.

“Estas llamadas son totalmente fraudulentas. Les exhortamos a la gente a que lo que tiene que hacer inmediatamente es colgar la llamada y no ofrezca ningún tipo de información. Estas personas no tienen ninguna información de usted. El propósito es que la gente se asuste, que conteste un mensaje de texto, que la gente apriete botones en su celular, que acceda a un centro de llamadas y la persona lo que hace es preguntarle sus datos y realmente es usted el que les está brindando la información y le pueden robar su identidad”, explicó Rodríguez.

Instó a las víctimas de fraude a comunicarse con la Oficina del Inspector General del Seguro Social (OIG) al 1-800-269-0271 o a través de la página de internet oig.ssa.gov/espanol.

“El Seguro Social no va a comunicarse con ninguna persona a menos que la persona tenga un trámite pendiente con nosotros. Me explico: a usted le interesa solicitar beneficios del Seguro Social, usted se comunica con nosotros, usted inició la llamada, pero puede ser que en la llamada le coordinen una cita a usted. Pues ese día, a tal hora, lo van a llamar por teléfono, pero eso ya estaba planificado. O días después de la entrevista, que ya usted sabe el nombre del empleado que lo atendió, ese mismo empleado lo llama para hacer un trámite”, destacó Rodríguez.

Insistió en que la norma es que el Seguro Social “no lo va a llamar a usted de la nada y mucho menos para amenazarlo o solicitarle un pago o para cobrar beneficios”.

Rodríguez indicó que hay víctimas de este tipo de esquema de todas las edades y exhortó a las personas que sospechen que han sido víctimas de robo de identidad a comunicarse con la Comisión Federal de Comercio, que es la agencia encargada de atender estos casos, al 1-877-438-4338 o a www.robodeidentidad.gov.

“El Seguro Social atiende asuntos relacionados con los ingresos. Por ejemplo, que alguien haya utilizado ilegalmente su número de Seguro Social para trabajar. El Seguro Social corrige el récord que tenga que ver con trabajo, pero otros asuntos de personas que son afectadas por robo de identidad, que te afecten el crédito, quien orienta es la Comisión Federal de Comercio”, precisó.

Reiteró que las oficinas del Seguro Social no están recibiendo visitas del público hasta nuevo aviso —excepto para situaciones de emergencia coordinadas— debido a la pandemia de Covid-19.

Por lo tanto, la persona interesada en comunicarse con la agencia puede verificar el número de la oficina regional más cercana a través de la página www.ssa.gov/locator. Una vez acceda a la misma, deben escribir el número del código postal para que se le indique en cuál de las 14 oficinas regionales debe ser atendido.