comision seguridad para el transito

La CST llevó a cabo orientaciones en Semana Santa. >Suministrada

Unos 230 arrestos se efectuaron a conductores que manejaban en estado de embriaguez durante el periodo de Semana Santa.

Además, no se reportaron fatalidades que involucraran a conductores embriagados. 

El director ejecutivo de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito (CST), Luis Rodríguez Díaz, informó que esta cifra se da tras la publicación de la campaña educativa de alcohol y del trabajo realizado por policías estatales y municipales.

“El trabajo en equipo es esencial para erradicar la conducta temeraria que asumen algunos conductores que toman la decisión de guiar borrachos. Agradezco a los oficiales del Negociado de Tránsito, estatales y municipales, por la labor realizada a través de todo Puerto Rico, pues gracias a sus intervenciones logramos minimizar amenazas en las carreteras y velar por la seguridad de todos los usuarios de las vías públicas”, expresó Rodríguez.

Se informó, además, que estas intervenciones también se complementaron con los impactos educativos de los programas Comunitarios de la CST, al igual que los programas FIESTA (Facilitadores y Educadores de Seguridad en el Tránsito y Alcohol), quienes estuvieron entregando de material informativo y ofreciendo charlas de alcohol en distintos puntos de la Isla, incluyendo pueblos de la costa y sus playas, eventos sociales, negocios y puntos de encuentro.

Asimismo, se comunicó que, desde el 2018, el sistema judicial de Puerto Rico cuenta con la unidad de fiscales especializados en casos de conductores ebrios, lo que refuerza el trabajo de educación que realiza la Comisión y la intervención de las policías estatales y municipales, pues estos fiscales están adiestrados para atender con pericia casos que involucren detenciones por alcohol.

A diciembre de 2020, esta unidad de fiscales especializados logró la convicción de 3,753 conductores ebrios.

El mensaje de la campaña llevaba por frase “Guiar borracho es un crimen, serás arrestado”, haciendo referencia a que todo conductor que sea intervenido y arroje .08% o más de alcohol en la sangre será procesado legalmente, según dicta la ley.