Policía

Agentes del Negociado de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) arrestaron esta mañana al agente de la Policía William Cintrón Rivera, conocido como Kid, tras ser acusado por un gran jurado por el robo de 54 armas y miles de cartuchos de municiones de la Comandancia de Guayama, en hechos ocurridos el 17 de julio de 2019, informó el fiscal Stephen Muldrow.

Asimismo, enfrenta cargos por manipular testigos al solicitarles que proporcionaran información falsa a los investigadores federales y por poseer seis armas y miles de cartuchos.

La acusación alega que el 17 de julio de 2019, Cintrón Rivera robó las armas y municiones de la Comandancia de Guayama, -lugar en donde fue arrestado el policía-.

“En un esfuerzo por encubrir su crimen, Cintrón Rivera intentó intimidar y persuadir corruptamente a M.T.A. y E.C.R., solicitándoles que proporcionaran información falsa a investigadores federales relevantes al robo, como el paradero de Cintrón Rivera la noche del crimen”, reza el escrito.

Se alega que el 12 de diciembre de 2020, Cintrón Rivera intentó intimidar y persuadir corruptamente a una persona, identificada por sus iniciales G.A.C.  y pedirle que proporcionara información falsa a los investigadores federales con respecto a la naturaleza y duración de su relación; sobre su paradero en el momento del robo; la identidad de un presunto informante  y comunicaciones que involucran a Cintrón Rivera y G.A.C., incluido el pago de un teléfono celular.

El acusado se expone a una sentencia de hasta diez años de cárcel por cada cargo de armas de fuego y 20 años por cada cargo de manipulación de testigos.

El caso está a cargo de los fiscales Luis Valentín y Jonathan Gottfried, de la sección de Crímenes Violentos y Seguridad Nacional.

Por su parte, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres repudió las presuntas acciones de Cintrón Rivera.

“No toleraremos actos ilegales de ningún miembro de la uniformada. El Negociado de la Policía y el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) del DSP colaboraron con las autoridades federales en este caso, ya que es inaceptable que una persona manche la reputación de un cuerpo policíaco comprometido a servir y deberá enfrentar las consecuencias de sus actos", expresó Torres.

Mientras, que el comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López, expresó que “la inmensa mayoría de mis policías son servidores públicos comprometidos y conscientes de su juramento de servir a este país. Condeno a todo aquel que utilice su autoridad como Policía de Puerto Rico al ejercer actos contrarios a la ley que una vez juró defender”.