Aeropuerto LMM

Un hombre de 61 años fue arrestado esta tarde después de que le informara a una azafata en un vuelo de Spirit de San Juan a Tampa que llevaba una bomba en el equipaje.

El avión despegó y regresó a eso de la 1:00 de la tarde al Aeropuerto Internacional Muñoz Marín (LMM), en Carolina.

Nelman Nevárez, director de Operaciones de Aerostar, informó que a bordo iban 28 pasajeros y la tripulación.

Según fuentes oficiales, un pasajero que había abordado en una silla de ruedas, expresó que en su maleta había una bomba. De inmediato, se activaron los protocolos para examinar el equipaje y otras medidas para descartar que llevara un artefacto explosivo.

El avión fue movilizado a un área desolada del aeropuerto donde se estableció un perímetro de seguridad por parte de la Policía y su Unidad de Explosivos.

De ahí, se inició un cernimiento de seguridad de todo el avión, pasajeros y equipaje. Posteriormente, los pasajeros fueron movilizados fuera del avión y están siendo entrevistados por la Policía como parte de la investigación, que dicta el protocolo.

Luego de culminado el protocolo, se confirmó que se trató de una falsa alarma.