Un sujeto sobre quien pesaba una orden de arresto con una fianza de un millón de dólares fue detenido anoche en Carolina y posteriormente enviado a una institución penal, tras ser acusado en octubre de 2018 de posesión, portación y venta ilegal de armas largas.

Neftalí Ojeda Figueroa, de 32 años y alias Talí, era buscado desde entonces por las autoridades, hasta que finalmente los agentes Leonardo Bultrón y Emilio Aponte, del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina, dieron con su paradero.

El arrestado fue llevado ante la jueza Lirio González Bernal para cumplir el diligenciamiento de la orden y, al no pagar la fianza, fue encarcelado.

La vista preliminar será el 16 de diciembre.