ice
Archivo
 

En el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés), fue ingresado un sujeto de 33 años, al que se le imputa enviar material pornográfico de menores, solicitarle a la madre de una bebé de nueve meses que le enviara fotos de los genitales de la niña y le permitiera tener relaciones sexuales con la infante.

De acuerdo al expediente del Tribunal Federal, Kevin Laureano Guzmán de 33 años, enfrenta cargos por distribución de material pornográfico de menores.

Según una declaración jurada de un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), el imputado, residente en Jayuya, le escribió a la madre de la infante tras enterarse de que había dado a luz recientemente y que como confiaba en ella, le quería revelar que había descubierto su interés en niñas menores de ocho años.

Se alega que Laureano Guzmán le contó a la fémina que se sentía atraído por la hija de una vecina de cuatro años, a quien vestían con falda corta.

Asimismo, le preguntó a la mujer a través de WhatsApp si le permitía tener relaciones sexuales con su hija. Acto seguido, le envió fotos de menores siendo abusados sexualmente.

El 11 de noviembre, la madre de la menor contactó a los agentes del ICE para notificar lo ocurrido.

Laureano Guzmán le propuso a la fémina tener sexo con ella y con su hija.

“Yo nunca le había pedido a una madre que me permitiera me…a su hija. A la misma vez, ser el marido de ambas…Yo sé que MIC (bebé) está bien pequeña, yo lo haré con delicadeza”.

La fémina consintió que un agente del ICE se hiciera pasar por ella en el teléfono para seguir comunicándose con Laureano Guzmán.

En otro de los mensajes, el imputado escribió “recuerda que tu hermana no se puede enterar porque me meterían preso de por vida…Mama, yo quiero y necesito ver a mi MIC desnuda aunque tú borres la foto, por favor mamita linda”.

El imputado envió una foto de sus partes privadas.

“Yo soy bastante afrentau, es que pues, imagínate, son niñas y tú sabes perfectamente que yo soy un hombre bien pedófilo”, indica otro de los mensajes.

Durante la conversación, Laureano Guzmán le indicó al agente encubierto que ha mantenido relaciones sexuales con su propia hija desde que esta tenía un año hasta que cumplió ocho años y que la niña ha guardado el secreto. Que la madre de su hija no lo sabe porque lo pondría en la cárcel.

Laureano Guzmán le pidió al agente encubierto que le enviara fotos del área genital de la bebé y que luego las borrara.

Según el escrito, el imputado le envió al agente otras fotos de menores de cinco y ocho años siendo abusados sexualmente.

La vista de fianza de Laureano Guzmán fue señalada por el magistrado Marcos López para el 4 de diciembre.

El caso está a cargo del fiscal Nicholas Cannon.